29 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Tú salvas a tu pueblo afligido

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Porque tú salvarás al pueblo afligido, y humillarás Los ojos altivos” (Sal. 18:27, RVR).

 

Los nazis temían una epidemia de tifus, por eso permitieron el ingreso de enfermeras polacas al gueto judío de Varsovia. Una de esas enfermeras, que además era trabajadora social, se llamaba Irena Sendler (1910- 2008). Horrorizada por lo que observó allí, Irena se preguntó qué podía hacer para aliviar tanto dolor y miseria a un pueblo que ni siquiera era el suyo. Lo primero que hizo fue solidarizarse con ellos poniéndose un brazalete con la estrella de David. De esa manera evitaba también llamar la atención sobre sí misma, con lo cual era mayor su libertad para salvar vidas desde la clandestinidad.

Lo segundo que hizo fue ponerse en contacto con los padres y las madres de los niños judíos del gueto, para ofrecerles su ayuda para sacarlos de allí. No podía darles garantías de éxito, pero sí intentarlo. Sabía que, de no poder sacarlos de aquel lugar, acabarían todos muriendo en los campos de concentración nazis (si es que lograban sobrevivir a las enfermedades infecciosas que los rodeaban en el gueto). Muchos padres y madres no querían renunciar a sus hijos, pero ella los instaba a entregárselos; aquellos que no lo hicieron, los perdieron, bien por la enfermedad o bien porque fueron llevados a los trenes de la muerte.

Irena se valió de todo lo que estaba a su alcance para salvar a los pequeños: cestos de basura, cajas de herramientas o cargamentos de mercadería… Elaboró cientos de documentos falsos y guardó en trozos de papel la verdadera identidad de Los niños para que, algún día, se reencontraran con sus familiares. Durante más de un año, Irena logró salvar a más de dos mil quinientos niños judíos. Cuando los nazis se dieron cuenta de sus actividades, la arrestaron, la encarcelaron y la torturaron. Pero sobrevivió a todo eso. “El ángel del gueto de Varsovia” dejó una huella increíble en este mundo para salvación.

Nosotras hoy vivimos bajo la constante amenaza de afrontar la muerte, tanto la física como la espiritual, pero tenemos un Salvador que lo ha dado todo por rescatamos. El Ángel de Jehová nos defiende, nos perdona el pecado, nos libra de la muerte eterna. Él es el Salvador de su pueblo. Gracias, Señor; nada sería lo mismo si no hubiera sido por ti.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*