29 de mayo 2021 | Devoción Matutina para Adultos 2021 | Tu primera tarea

“Yo, Pablo, os ruego por la mansedumbre y bondad de Cristo” (2 Corintios 10:1).

En 2 Corintios 10 el apóstol Pablo nos recuerda que siempre se comportó como un siervo de Dios y de las almas. Pero, de vez en cuando los dirigentes religiosos necesitan demostrar firmeza y su autoridad.
Se destacan tres enseñanzas básicas:
• Someter nuestra vida en obediencia a Dios (vers. 2-6). Todos los hijos e hijas del Padre celestial deben vivir en obediencia y compromiso con las indicaciones divinas.
• Gloriarse en el Señor (vers. 7-9). Si tenemos algún éxito, si hacemos algo bien, si nos destacamos en algo, el crédito no es nuestro; el crédito es siempre de Dios, ya que es él quien nos capacita para tener éxito en la vida.
No se aprueba quien a sí mismo se alaba, sino aquel a quien el Señor alaba.
• El éxito puede hacer que nos creamos buenos, mejores que los demás… Necesitamos tener la conciencia de que hablar bien de uno mismo es el camino mortal para el orgullo y la arrogancia. ¿Cuál es la solución, entonces?
• Vivir a la luz de la aprobación de Dios (vers. 14-18). Todo el crédito y toda nuestra gratitud y compromiso son de Dios, pues todo lo que tenemos y somos es gracias a él. Todo camino de bendición empieza por una vida de oración.
Luther Gibbs sugiere practicar el ABeCeDario de la oración:
Adoración. Reconocer que estamos en la presencia de Dios, quien es santo, majestuoso y todopoderoso; capaz de suplir toda necesidad.
Bendición. Reconocer lo que Dios ha hecho por nosotros y agradecer y alabar su nombre.
Confesión. Reconocer nuestros pecados y pedir perdón a Dios por ellos. La confesión tiene que ser general por nuestra naturaleza pecaminosa, y además especificar puntualmente las faltas cometidas.
Deseo. Reconocer nuestras necesidades y deseos, y elevar las peticiones a Dios.
Oremos por los demás, pero también debemos hacerlo por nosotros mismos.

“Conságrate a Dios todas las mañanas; haz de esto tu primera tarea.
Sea tu oración: ‘Tómame ¡oh Señor! como enteramente tuyo. Pongo
todos mis planes a tus pies. Úsame hoy en tu servicio. Mora
conmigo, y sea toda mi obra hecha en ti’. Este es un asunto
diario. Cada mañana, conságrate a Dios por ese día.
Sométele todos tus planes, para ponerlos en práctica
o abandonarlos, según te lo indique su providencia.
Podrás así poner cada día tu vida en las manos de Dios,
y ella será cada vez más semejante a la de Cristo”
(El camino a Cristo, p. 70).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*