29 de junio 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Mantén la calma

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“No tengan miedo. Manténganse firmes y fíjense en lo que el Señor va a hacer hoy para salvarlos, porque nunca más volverán a ver a los egipcios que hoy ven” (Éxo. 14:13).

 

¿Has tenido pesadillas alguna vez? Todos las tenemos. Tal vez soñamos que alguien nos está persiguiendo pero, aunque queramos correr, nuestras piernas tropiezan y no avanzamos tan rápido como necesitamos; o que nos estamos cayendo por un precipicio y nos despertamos antes de llegar al fondo… Las pesadillas son como fantasmas que interrumpen nuestros sueños. Los expertos señalan que muchas veces son el reflejo de situaciones difíciles que estamos experimentando en la vida real; situaciones como estrés Laboral o conflictos familiares. Esas situaciones de la vida real no son soñadas, pero igualmente pueden cualificar como “pesadillas” de las cuales no sabemos cuándo vamos a despertar, es decir, cuándo las superaremos. Una pesadilla es, como dice su tercera acepción en el Diccionario: “Una preocupación grave y continua que siente alguien a causa de alguna adversidad”.

Pesadilla fue lo que vivió el pueblo de Israel cuando salió de Egipto y fue perseguido por los temibles capataces que Los habían maltratado por más de cuatrocientos años, mientras ellos levantaban sus lujosos monumentos. Encerrados por las inmensas y frías aguas del mar Rojo, allí se encontraba un pueblo indefenso, que venía a pie con su ganado y sus familias. Ahora estaban al frente de una gran muralla natural que suponía una muerte segura.

Moisés le dijo al pueblo: “No tengan miedo. Manténganse firmes y fíjense en lo que el Señor va a hacer hoy para salvarlos, porque nunca más volverán a ver a los egipcios que hoy ven” (Éxo. 14:13). El resto, es historia conocida: Dios los salvó de una manera milagrosa.

Querida amiga, el Eterno te dice: “No temas. Mantente tranquila y espera a ver la salvación que yo te daré en este día”. Cuando nos sentimos amenazadas, nuestra tendencia es olvidar a Dios y perder la calma, pero él nos pide precisamente lo contrario: que no tengamos miedo, que confiemos en él, que seamos firmes y esperemos a ver su liberación.

Durante la Segunda Guerra Mundial, por la ciudad de Londres, en Inglaterra, había carteles que decían: “Keep calm and carry on”, mantengan la calma y sigan adelante. La ciudad estaba siendo continuamente bombardeada por aviones alemanes. Ese es un mensaje para nosotras hoy: mantengamos la calma y sigamos adelante.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Librería IADPA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*