29 de enero | Devocional: La fe por la cual vivo | Santificado para el culto

Yo me alegré con los que me decían: a la casa de Jehová iremos. Salmos 122:1.

“Todo el cielo está observando el sábado pero no de una manera desatenta y ociosa. En ese día, cada energía del alma debe despertarse; porque ¿no hemos de encontrarnos con Dios y con Cristo nuestro Salvador? Podemos contemplarlo por la fe. El anhela refrescar y bendecir toda alma.”—Testimonios Selectos 4:382.

“El sábado de mañana la familia debe levantarse temprano. Si se levantan tarde hay confusión y apresuramiento en los preparativos para el desayuno y la Escuela Sabática. Hay apresuramiento, fricción e impaciencia. Así entran en el hogar sentimientos profanos. El sábado así profanado produce cansancio y en vez de amar su venida se la teme.”—Ibid. 376.

“No sólo debemos observar el sábado como asunto legal. Debemos comprender su importancia espiritual sobre todas las acciones de nuestra vida. Todos los que consideran el sábado como una, señal entre ellos y Dios, que demuestran que Dios es el que los santifica, representarán los principios de su gobierno. Pondrán diariamente en práctica las leyes de su reino. Diariamente rogarán que la santificación del sábado descanse sobre ellos. Cada día tendrán el compañerismo de Cristo y ejemplificarán la perfección de su carácter. Cada día resplandecerá su luz para otros en buenos obras.”—Ibid. 373.

“Necesitamos cultivar un espíritu de verdadero culto, un espíritu de devoción hacia el santo día de Dios. Debemos congregamos todos confiando en que recibiremos consuelo y esperanza, luz y paz del Señor Jesucristo.”—Manuscrito 32a, 1894, p. 1.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*