29 de agosto 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Dwight D. Eisenhower

Pónganse la salvación como casco y tomen la espada del Espíritu, la cual es la palabra de Dios. Efesios 6:17.

Dwight D. Eisenhower, uno de los generales más famosos que haya conocido el mundo, aprendió su primera lección de tácticas militares a los cuatro años de edad. Sucedió en la finca de su tío Lutero, al norte de Topeka, Kansas. Por primera vez en su vida el pequeño veía un ganso, y se propuso observarlo.

De repente, la gigantesca ave estiró el cuello, abrió el pico y se acercó siseando al niño que lo miraba sorprendido. Aterrado y llorando, dio media vuelta y corrió a la casa. Desde entonces, cada vez que el Viejo Ganso veía a Dwight lo perseguía.

-Debes enfrentarte a ese Viejo Ganso -le dijo el tío Lutero.

-No puedo -se quejaba Dwight-. Tengo miedo que me muerda.

-No lo hará si haces lo que te digo -respondió su tío- Pero empezaremos por conseguirte un arma.

Encontró una escoba vieja a la cual le había cortado la mayor parte de la paja. Le mostró a Dwight la manera correcta de tomarla y blandiría.

-Bien, quiero que salgas y te enfrentes al Viejo Ganso, que ahora es dueño del patio.

Dwight respiró profundamente y, escoba en mano, se dirigió hacia el establo. El Viejo Ganso esponjó las plumas, y esperó a que el niño estuviera a mitad de camino para lanzarse a la carga.

Cuando Dwight lo vio, lo increpó:

-¡Yo soy el dueño del patio! -desplegaba su ofensiva con la escoba apoyada sobre su cabeza-, ¡Sal de mi camino, Viejo Ganso!

El ave se dio vuelta e intentó huir, pero recibió un tremendo golpe de parte de Dwight.

-Y eso -dijo años más tarde el general Eisenhower- me enseñó a nunca negociar con el enemigo a menos que sea desde una posición de fuerza.

Si bien tú y yo no tenemos que enfrentar al Viejo Ganso, enfrentamos, sin embargo, al Viejo Dragón, el diablo, todos los días. Es una experiencia aterradora ser un adolescente en 2020. El dragón es más feroz ahora que nunca antes. Nuestra única esperanza de vencerlo radica en hacerle frente sin temor, con la Palabra de Dios en la mano, la Espada del Espíritu, pero escudados “con Cristo en Dios”.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*