28 de septiembre 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Un libro más que confiable

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Todo lo que antes se dijo en las Escrituras, se escribió para nuestra instrucción, para que con constancia y con el consuelo que de ellas recibimos, tengamos esperanza”(Rom. 15:4).

La Biblia es un libro fascinante que deja de manifiesto dos cosas: 1) el cuidado que ha tenido Dios para que llegara hasta nosotros íntegramente y 2) que cada uno de sus autores ha sido inspirado por el mismo Espíritu divino. Lo vemos en muchas instancias pero, por ejemplo, cuando analizamos el libro de Isaías.

Al libro de Isaías se lo conoce como “la pequeña Biblia” por las siguientes razones (entre otras):

  • Tiene 66 capítulos, así como la Biblia está formada por 66 libros.

  • El tema principal de los primeros 39 capítulos es el juicio, y el de los 27 capítulos restantes es la gracia y la justificación; por su parte, los primeros 39 libros de la Biblia tratan básicamente sobre el juicio y los otros 27 sobre la gracia.

  • El capítulo 44 de Isaías contiene la misma temática que el libro número 44 de la Biblia, los Hechos de los apóstoles. Leamos, por ejemplo, Isaías 44:3: “Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación” (RVR). El derramamiento del Espíritu Santo y las primeras conversiones de los gentiles son los temas fundamentales de Hechos.

  • El capítulo 45 de Isaías contiene la misma temática que el libro número 45 de la Biblia, la Epístola a los Romanos: la justicia y la salvación.

Todo esto nos recuerda una vez más la gran confianza que podemos tener en nuestro Dios. Un Dios que se encarga de detalles tan pequeños aunque tan significativos; un Dios que te dice en su “pequeña Biblia”: “Yo estoy contigo; yo soy tu Dios, que te doy fuerza; yo te sostengo con la diestra mi de justicia; yo te ayudo; yo te puse nombre, mía eres tú” (ver Isa. 41:10; 43:1). Puedes hacer de Dios el eje central de tu vida sin ningún tipo de reservas ni temores.

A nosotros, los adventistas, se nos conoció durante un tiempo como “el pueblo del libro”, porque los miembros de la Iglesia siempre andaban con una Biblia debajo del brazo y la conocían muy bien, ya que la leían habitualmente. Para nosotras, hoy, también es muy importante leer la Biblia, pues en ella está todo lo que necesitamos saber para nuestra salvación y para vivir una vida que tenga sentido aquí en esta tierra.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*