28 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Como un cometa que alumbra en la oscuridad

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la oída” (Juan 8:12, RVR).

 

35 P/Herschel-Rigollet; así bautizaron a un cometa periódico en honor a quien lo descubrió, una alemana llamada Caroline Herschel (1750 -1848). Caroline, como las mujeres de su época, no recibió educación formal por el simple hecho de ser mujer. Su madre la preparó para que algún día fuera una buena ama de casa, pero a ella le interesaba la astronomía.

Cuando su hermano William empezó a estudiar astronomía, ella hizo Lo mismo a la sombra de él.

Convertida en autodidacta, Caroline comenzó a ayudar a su hermano a construir telescopios y después tomando anotaciones de los cuerpos celestes que divisaban. Finalmente ella se hizo cargo de sus propias observaciones, que contrastaba con las de él.  William era el astrónomo del rey Jorge III y eso ayudó para que el monarca le asignara un sueldo a ella como ayudante de su hermano. Con esa independencia económica, ella pudo continuar su pasión.

Hoy es considerada la primera astrónoma profesional. Llegó a convertirse en toda una celebridad de su época, pues descubrió por su propia cuenta (sin la ayuda de su hermano) ocho cometas y tres nebulosas.

Querida amiga, ser autodidacta está al alcance de todas: estudiar, leer, tener curiosidad intelectual y teológica… En el mundo en que vivimos, esto resulta mucho más fácil que en siglos anteriores gracias, entre otras cosas, a

Internet y a las bibliotecas públicas. Formarnos es un paso para irradiar luz, y nos permite acceder a personas de todos los niveles culturales.

Es increíble cómo ha habido lumbreras en el mundo de las cuales hemos aprendido muchísimo en todos los ámbitos de la vida. En el ámbito espiritual, por supuesto, ninguna lumbrera ha habido superior a Jesucristo. Él es la auténtica luz del mundo, y nos dice: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12, RVR). Hemos de admitir que, en muchos sentidos, vivimos en las tinieblas de la ignorancia.

Pero para nosotras brilla una luz excepcional: el carácter divino fulgurando a través de la vida y la obra de Cristo. Y esa vida y esa obra están registradas en las Escrituras, para que las descubramos y alumbren nuestro caminar.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*