28 de marzo | Devocional: Hijos e Hijas de Dios | Viendo al Invisible

«Por la fe Moisés salió de Egipto sin temer al enojo del rey. Siguió firme como si estuviera viendo al Dios invisible».
Hebreos 11: 27, PDT

POR EL HONOR A DIOS y la liberación de su pueblo oprimido, Moisés sacrificó los honores de Egipto. Entonces Dios se encargó en un sentido especial de su educación. […]
Todavía tenía que aprender a depender del poder divino. Había entendido mal el propósito de Dios. Su esperanza era liberar a Israel por la fuerza de las armas. Para ello, lo arriesgó todo, y fracasó. Derrotado y desalentado se transformó en fugitivo y desterrado en un país extraño. […]
Aparentemente apartado para siempre de la misión de su vida, recibió la disciplina esencial para su realización. […] Debía obtener la experiencia que iba a convertirlo en un fiel y tolerante pastor de Israel. […]
En medio de la solemne majestad de la soledad de las montañas […] Moisés obtuvo aquello que lo acompañó durante los años de su vida llena de trabajos y cuidados: el sentimiento de la presencia personal del Ser divino. […] Cuando era mal comprendido o se tergiversaba lo que él decía, cuando tenía que aguantar reproches e insultos, hacer frente al peligro y la muerte, podía soportarlo, «porque se sostuvo como viendo al Invisible» (Heb. 11: 27).— La educación, cap. 7, pp. 57, 58.
Moisés descuella como superior en sabiduría e integridad entre todos los soberanos y estadistas de la tierra. […] Era generoso, noble y equilibrado; era inmaduro,y sus virtudes no estaban meramente medio desarrolladas. Podía exhortar con éxito a sus semejantes, porque su vida misma era una representación viviente de lo que el hombre puede llegar a ser y realizar con la ayuda de Dios. […] Hablaba con el corazón llegaba al corazón.
Moisés era un hombre culto y educado, y sin embargo, era sencillo como un niño en las relaciones con todo el mundo. Dotado de gran inteligencia, era capaz de evaluar una situación y tomar decisiones al instante […].
De quien destaca por su humildad, Cristo dice que se puede confiar en tal persona, y que mediante ella puede el Redentor revelarse al mundo, ya que no entretejerá en la trama ninguna fibra de egoísmo.— Manuscrito 165, 1899 (Comentario bíblico adventista, t. l,p. 1127)

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*