28 de julio | Devocional: La fe por la cual vivo | Cuando termine el tiempo de gracia

 

El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es sucio, ensúciese todavía; y el que es justo, sea todavía justificado; y el santo sea santificado todavía. Apocalipsis 22:11.

 

“Dios no nos ha revelado el tiempo cuando este mensaje (del tercer ángel) terminará, o cuando llegará a su fin el tiempo de gracia…. Me han llegado cartas preguntando si he recibido luz especial acerca del tiempo en que terminará la gracia; y he contestado que sólo tengo un mensaje: Que ahora es el tiempo de trabajar mientras el día dura, porque la noche viene cuando nadie puede obrar.”—The Review and Herald, 9 de octubre de 1894.

“Entonces la suerte de cada alma habrá sido decidida, y ya no habrá sangre expiatoria para limpiarnos del pecado…. Entonces el Espíritu que reprime el mal se retirará de la tierra.”—Historia de los Patriarcas y Profetas, 199.

“Durante ese tiempo terrible, los justos deben vivir sin intercesor, a la vista del santo Dios. Nada refrena ya a los malos y

Satanás domina por completo a los impenitentes empedernidos….

Desamparados ya de la gracia divina, están a merced de Satanás, el cual sumirá entonces a los habitantes de la tierra en una gran tribulación final. Como los ángeles de Dios dejan ya de contener los vientos violentos de las pasiones humanas, todos los elementos de contención se desencadenarán. El mundo entero será envuelto en ruinas más espantosas que las que estallaron antiguamente sobre Jerusalén.”—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 672.

“No tenemos tiempo que perder. No sabemos cuán pronto puede terminar el tiempo de gracia…. Cristo viene pronto.”—Testimonies for the Church 8:314.

========================

DEVOCIONAL: LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*