28 de agosto 2020 | Devoción Matutina para Adolescentes 2020 | Martin Luther King (h)

 

“Sueño con que mis cuatro hijos vivan un día en un país en el que no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad”.

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

 

“Pedro tomó la palabra, y dijo: -Ahora comprendo que en realidad para Dios no hay favoritismos, sino que en toda nación él ve con agrado a los que le temen y actúan con justicia” (Hech:10:34,35)

 

Cuando llegaron los primeros colonos a la costa de Norteamérica, vieron inmediatamente que eran muy diferentes de los nativos que poblaban esa tierra. Y supusieron que, porque eran diferentes, ellos eran mejores

que los otros. Allí fue donde comenzó la larga historia de racismo en lo que era una colonia.

Aunque los indios norteamericanos salvaron a los colonos de morir de hambre esos primeros años, aún así fueron amenazados y asesinados por una idea general de que eran “salvajes” inferiores.

Más tarde, llegaron los alemanes. Benjamín Franklin, quien se enorgullecía demasiado de ser inglés, dijo que los inmigrantes “generalmente son del tipo más ignorante y estúpido”. Entonces, dijo algunas cosas groseras en cuanto al color de su piel, que él decidió que no era tan blanca y rosada como la suya.

Cuando llegaron los irlandeses, los alemanes y los ingleses los menospreciaron como borrachos violentos. Cada nueva raza que llegaba a Estados Unidos (chinos, italianos, judíos, polacos) era recibida con insultos y difamaciones racistas.

A los africanos les tocó lo peor. Incluso después de ser liberados de la esclavitud, no se les permitía votar; ni siquiera podían beber agua de los mismos bebederos que los estadounidenses de piel blanca.

Este día en 1963, los afroamericanos llegaron Washington, DC, para protestar por la manera en que eran tratados. Mirando a un mar de doscientas mil personas, Martin Luther King (h) pronunció uno de los discursos más famosos de la historia. Hizo un llamado a que todos lucharan por la equidad sin resentimiento ni violencia. Al final del discurso, expresó su fe en palabras que nunca han sido olvidadas: “Sueño con que mis cuatro hijos vivan un día en un país en el que no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad”.

Hoy, ese sueño se hace realidad cuando los niños de todos los colores juegan juntos. Nos estamos acercando un poquito más al cielo, un país donde se les dará la bienvenida a todas las razas. Kim

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*