27 de julio | Devocional: La maravillosa gracia de Dios | ¡No lo contristéis!

 

Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Efesios 4:30.

 

Cuando parece que dudamos del amor de Dios y que desconfiamos de sus promesas, lo deshonramos y contristamos su Santo Espíritu… ¿Cómo puede mirarnos nuestro Padre celestial cuando desconfiamos de su amor, que le ha inducido a dar a su Hijo unigénito para que tengamos vida? El apóstol dice: “El que ni aun a su propio Hijo perdonó, sino que le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos ha de dar también de pura gracia todas las cosas?” Romanos 8:32. Y sin embargo, cuántos están diciendo con sus hechos si no con sus palabras: “El Señor no dijo esto para mí. Tal vez ame a otros, pero a mí no me ama”.—El Camino a Cristo, 119, 120.

La fe acepta lo que Dios dice al pie de la letra, sin pedir comprender el significado de los incidentes penosos que ocurran. Pero son muchos los que tienen poca fe… Las dificultades que encuentran, en vez de hacerlos allegarse a Dios, los separan de él, porque crean agitación y rebelión. ¿Hacen bien de ser así incrédulos? Jesús es su amigo. Todo el cielo está interesado en su bienestar, y su temor y murmuraciones agravian al Espíritu Santo. No es porque veamos o sintamos que Dios nos oye por lo que debemos creer. Debemos confiar en sus promesas… Cuando hemos pedido su bendición, debemos creer que la recibiremos, y agradecerle de que la tenemos. Luego hemos de atender a nuestros deberes, confiando en que la bendición será enviada cuando más la necesitemos.—Obreros Evangélicos, 275, 276.

Es algo serio contristar al Espíritu Santo; y se lo contrista cuando el instrumento humano trata de trabajar él mismo y rehúsa entrar en el servicio del Señor debido a que la cruz es demasiado pesada o la negación de sí mismo demasiado grande. El Espíritu Santo trata de morar en cada alma. Si se le da la bienvenida como a un huésped honrado, los que lo reciben llegarán a ser completos en Cristo.—Counsels on Health, 561.

Cuando los miembros del pueblo de Dios alcancen esta marca, serán sellados en sus frentes. Llenos del Espíritu, serán completos en Cristo, y el ángel anotador declarará: “Consumado es”.—The S.D.A. Bible Commentary 6:1118.

 

DEVOCIONAL: LA MARAVILLOSA GRACIA DE DIOS

Elena G. de White



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*