27 de abril | Devocional: La fe por la cual vivo | La fe viene por las promesas

Luego la fe es por el oír; y el oír por la palabra de Dios. Romanos 10:17.

“Las verdades de la Palabra de Dios hacen frente a la gran necesidad práctica del hombre: la conversión del alma por medio de la fe. No ha de pensarse que estos grandes principios son demasiado puros y santos para ser aplicados en la vida diaria. Son principios que llegan al cielo y alcanzan la eternidad; y sin embargo, su influencia vital ha de ser entretejida en la experiencia humana. Han de compenetrar todas las grandes y pequeñas cosas de la vida.”—Sketches From the Life of Paul, 88, 89.

“Dios nos invita a probar por nosotros mismos la realidad de su palabra, la verdad de sus promesas. Él nos dice: ‘Gustad y ved que Jehová es bueno.’ En vez de depender de las palabras de otro, tenemos que probar por nosotros mismos. Dice: ‘Pedid y recibiréis.’ Sus promesas se cumplirán. Nunca han faltado; nunca pueden faltar.”—El Camino a Cristo, 85.

“Nuestro Salvador quiere que os mantengáis en íntima relación con él para que pueda haceros felices. Cuando Cristo derrama sus bendiciones sobre nosotros debemos ofrecer agradecimiento y alabanzas a su santo nombre. Pero, diréis, ¡si tan sólo pudiera saber que él es mi Salvador! ¿Qué clase de evidencia queréis? ¿Queréis sentir una emoción especial para probar que Cristo es vuestro? ¿Es esta una evidencia más sólida que la fe pura en la promesa de Dios? ¿No sería mejor tomar las benditas promesas de Dios y aplicarlas a vuestra vida depositando toda vuestra confianza en ellas? Esto es fe.”—The Review and Herald, 29 de julio de 1890.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*