26 de julio | Devocional: La fe por la cual vivo | Un juicio anterior

 

Los pecados de algunos hombres, antes que vengan ellos a juicio, son manifiestos; mas a otros les vienen después. 1 Timoteo 5:24.

 

“La obra del juicio y el acto de borrar los pecados deben realizarse antes del segundo advenimiento del Señor. Toda vez que los muertos han de ser juzgados según las cosas escritas en los libros, es imposible que los pecados de los hombres sean borrados antes del fin del juicio en que sus vidas deben ser examinadas…. Cuando el juicio investigador haya concluido, Cristo vendrá, y su recompensa está con él para dar a cada cual según sus obras.

“En el servicio ritual simbólico el Sumo Sacerdote, hecha la propiciación por Israel, salía y bendecía a la congregación. Así también Cristo, al fin de su obra de mediador aparecerá ‘sin pecado … para la salvación’ para bendecir con el don de la vida eterna a su pueblo que le espera. Así como el sacerdote al quitar los pecados del santuario, los confesaba sobre la cabeza del macho cabrío emisario, así también Cristo colocará todos estos pecados sobre Satanás, autor e instigador del pecado. El macho cabrío emisario, que cargaba con los pecados de Israel, era enviado ‘a tierra inhabitada;’ así también Satanás, cargado con la responsabilidad de todos los pecados que ha hecho cometer al pueblo de Dios será confinado durante mil años en la tierra entonces desolada y sin habitantes, y sufrirá finalmente la entera penalidad del pecado en el fuego que destruirá a todos los impíos.”—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 539.

“Unos pocos, poquísimos, del inmenso número que puebla la tierra, serán salvos para vida eterna.”—Testimonies for the Church 2:401.

========================

DEVOCIONAL: LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*