26 de enero | Devocional: Mi vida Hoy | El culto matutino y el vespertino

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón: las repetirás a tus hijos. (Deut. 6:6-7)

En su niñez habían enseñado a José a amar y temer a Dios. A menudo le habían contado, en la tienda de su padre, bajo las estrellas de Siria, la historia de la visión nocturna de Betel, de la escalera entre el cielo y la tierra, de los ángeles que subían y bajaban y de Aquel que se reveló a Jacob desde el trono de lo alto. [Le habían contado la historia del conflicto habido junto al Jacob, donde, después de renunciar a pecados arraigados, Jacob fue vencedor y recibió el título de príncipe de Dios.
Mientras era pastor y cuidaba los rebaños de su padre, la vida pura y sencilla de José había favorecido el desarrollo de las facultades físicas y mentales. Por la comunión con Dios, mantenida por medio de la naturaleza, y el estudio de las grandes verdades transmitidas de padre a hijo, como cometido sagrado, obtuvo fuerza mental y firmeza de principios. (Ed:49)
Moisés, cuando le privaron del cuidado protector del hogar de su infancia, era menor que José y Daniel, y sin embargo, ya habían amoldado su carácter los mismos agentes que amoldaron las vidas de aquéllos. Pasó solamente doce años con su parentela hebrea, pero durante ese tiempo fijé echado el cimiento de su grandeza por la mano de una persona de fama poco pregonada… Por ninguna otra mujer, fuera de María de Nazaret, ha recibido el mundo beneficios más grandes. Sabiendo que su hijo pasaría pronto de su cuidado al de aquellos que no conocían a Dios… trató de implantar en su corazón sentimientos de amor y lealtad a Dios, y el trabajo fue llevado a cabo fielmente. (Ed:57-58)
Para despertar y fortalecer el amor al estudio de la Biblia, mucho depende del uso que se haga de la hora del culto. Las horas el culto matutino y vespertino deberían ser las más agradables y útiles del día. Entiéndase bien que en esas horas no se deben admitir pensamientos desagradables ni preocupaciones; los padres y los hijos se reúnen para encontrarse con Jesús y para solicitar la presencia de los santos ángeles en el hogar. (ST, 26-09-1906)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional, Mi vida Hoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*