25 de noviembre | Una religión radiante | Elena G. de White | El mejor día de la semana

«“Respeta el sábado; no te dediques a tus negocios en mi día santo. Considera este día como día de alegría, como día santo del Señor y digno de honor; hónralo no dedicándote a tus asuntos, ni buscando tus intereses y haciendo negocios. Si haces esto, encontrarás tu alegría en mí, y yo te llevaré en triunfo sobre las alturas del país y te haré gozar de la herencia de tu padre Jacob”. El Señor mismo lo ha dicho». Isaías 58: 13-14, DHH

LA OBSERVANCIA DEL SABADO entraña grandes bendiciones, y Dios desea que el sábado sea para nosotros un día de gozo. La institución del sábado fue establecida con gozo. — Testimonios para la iglesia, t. 6, p. 351.

Cuando los fundamentos de la tierra fueron colocados, el fundamento del sábado también lo fue. «Cuando alababan juntas todas las estrellas del alba y se regocijaban todos los hijos de Dios» (Job 38: 7), el Señor vio que el sábado era esencial para el hombre, aun en el Paraíso. Al darle el sábado a la humanidad, Dios tuvo en cuenta nuestra salud espiritual tanto como la física — Testimonios para los ministros, cap. 4, p. 133.

El sábado no está destinado a ser un período de ocio inútil. La ley prohíbe el trabajo secular en el día de reposo del Señor; debe cesar el trabajo con el cual nos ganamos la vida; ninguna labor que tenga como propósito el placer mundanal o lucro es lícita en ese día; pero así como Dios abandonó su trabajo de creación y descansó el sábado y lo bendijo, los seres humanos hemos de dejar nuestras ocupaciones cotidianas, y consagrar esas horas sagradas al sagrado reposo, al culto y a las obras santas. […]

El Señor dice: «Si retraes del sábado tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamas “delicia”, “santo”, “glorioso de Jehová”, [.,.] entonces te deleitarás en Jehová» (Isa. 58:. 13-14). A todos los que reciban el sábado como señal del poder creador y redentor de Cristo, les resultará una delicia. Viendo a Cristo en él, se deleitan en él.— El Deseado de todas las gentes, cap. 21, p. 183; cap. 29, p. 260.

 

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*