25 de noviembre | Devocional: Recibiréis Poder | El egoísmo y la deshonestidad eran eliminados

Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Hechos 2:43-45.

No es por mezquindad de parte de Dios que hay escasez del Espíritu Santo en nuestras iglesias. Sólo ellas pueden cambiar esta carencia. Dios dice a su pueblo: “Levántense y despierten su interés por las cosas santas”. ¿Dónde está nuestra fe? ¿De qué modo sostendremos una relación adecuada con Jesucristo? ¿Lo seguimos en forma estable negándonos a nosotros mismos? ¿Presentamos la verdad en forma comprensible? Cuando Dios derrame su Espíritu sobre las iglesias, llevarán fruto para su gloria. La espada del Espíritu, recién afilada con poder, cortará con ambos filos.

En la viña de Dios hay que realizar una obra seria. El mensaje del tercer ángel tiene que ser proclamado en alta voz sobre la tierra. Cada rastro de falta de honradez en los negocios y cada vestigio de egoísmo deben ser eliminados por la lluvia tardía. Toda idolatría tiene que ser destruida. Sea derribado cada altar, excepto el que santifica el don y al dador: la cruz del calvario.

Nuevos territorios deben ser añadidos al reino de Dios. Nuevas áreas de la viña moral han de ser cultivadas como huertos del Señor. El honor de la ley de Dios tiene que ser vindicado ante los mundos no caídos, ante el universo celestial y ante el mundo caído. Vendrá la persecución más cruel, pero cuando se levante Sión, y se ponga sus hermosas vestiduras, brillará con la belleza de la santidad. Dios desea que tengamos más vida y más poder, porque la gloria de Dios ha nacido sobre la iglesia. Si la verdad es recibida, la repulsiva esterilidad no seguirá existiendo. La Palabra de Cristo es vida eterna para quien la recibe.—Bible Training School, 1 de diciembre de 1903.

DEVOCIONAL: RECIBIRÉIS PODER

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*