25 de noviembre 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Julius Kambarage Nyerere

Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como un niño; pero cuando crecí, dejé atrás las cosas de niño. 1 Corintios 13:11.

A los diez años de edad, Kambarage corría por la aldea polvorienta del África Oriental, Butiama. No se detuvo hasta llegar a la choza construida de barro y pastos de su amigo Abdulla. Rodeó la choza con la esperanza de encontrar a su amigo en el jardín. Allí estaba.

-¡Abdulla! -llamó el hijo del jefe mientras sorteaba hábilmente las hileras de maíz y fríjol- ¡Tengo una idea maravillosa!

-¿Cuál es? -preguntó Abdulla mientras ponía a un lado el azadón y le prestaba atención.

Le brillaban sus ojitos expectantes anticipándose a lo que le diría su amigo.

-Esta noche los hombres se van de cacería. Vámonos con ellos.

-Nunca nos lo han permitido.

-No les diremos nada; simplemente, los seguiremos. ¡Cuando se den cuenta de lo bien que disparamos, no nos regresarán!

-¡De acuerdo! -dijo Abdulla-. Estaré listo.

Esa noche, a medida que asomaban las primeras estrellas, el grupo de cazadores se adentró en la jungla silenciosamente. Abdulla y Kambarage lo seguía a cierta distancia. Transcurrieron varias horas antes de que los cazadores llegaran al lugar donde acamparían, junto a un arroyo.

Antes del amanecer, los muchachos se acercaron al arroyo y se escondieron entre unos juncos. De repente vieron una gacela que se acercaba al agua por entre los árboles. Apuntaron y lanzaron las saetas. La gacela dio un brinco y cayó. Los dos muchachos salieron de los arbustos gritando: “¡ Lo logramos! ¡Lo logramos!”

Desde entonces los hombres los incluyeron en sus expediciones de cacería. Uno de los que pusieron a prueba su hombría aquel día, Julius Kambarage Nyerere, llegó a ser el primer presidente de lo que ahora es Tanzania.

¿Te gustaría que tus padres te trataran más a menudo como un adulto? El secreto está en demostrar que puedes actuar como tal, aceptando las responsabilidades de un adulto. Muchos adolescentes buscan los privilegios de los adultos sin la correspondiente responsabilidad.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*