25 de febrero | Devocional: Nuestra Elevada Vocación | Prosigamos conociendo al Señor

Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová: como el alba está aparejada su salida. Oseas 6:3.

Podemos pensar que comprendemos alguna cosa acerca de la verdad y la Biblia, pero la revelación de la verdad está fuera del alcance de lo que puede comprender nuestra visión finita. Cristo nos guía. Cuando seamos levantados para recibirlo, y entrar a través de las puertas perlinas de la ciudad de Dios, él nos guiará junto a las aguas vivas, y todo el tiempo estará instruyéndonos y hablándonos acerca de cosas que él hubiera abierto a nuestro entendimiento aquí en la tierra, si nosotros hubiéramos podido soportarlo. Pero no caminamos suficientemente aprisa. Damos muchos traspiés. No avanzamos hacia el cielo; por lo tanto la luz que se habría derramado en gloriosos rayos, no pudo sernos concedida, porque no estábamos preparados para ello. Damos un paso atrás hacia el mundo, a las complacencias de la tierra, y luego avanzamos un paso hacia el cielo, y luego volvemos a retroceder un paso, y después proseguimos con otro paso hacia el cielo.

Si seguís en el conocimiento del Señor, sabréis que sus salidas están preparadas como la mañana. Sabéis que la luz de la mañana, primero se nos muestra muy tenuemente, y luego aumenta cada vez más en brillo, hasta que el rey del día transita por los cielos con toda su gloria, con toda su belleza….

Ahora bien, si la gloria de Dios brillara sobre nosotros como él quiere que brille, no podríamos soportarla. … Justamente por eso Cristo vino revestido de humanidad. Nosotros no hubiéramos podido soportarlo si él hubiera venido con toda su gloria….

Ahora, si continuamos adelante, y si no retrocedemos un paso o dos de vez en cuando, y reunimos nuestras fuerzas para proseguir—es mejor que unamos nuestras fuerzas que permanecer en una condición de alejamiento y siguiendo en el error, pero yo quisiera que no perdiéramos tanto tiempo y tantas fuerzas—, podemos conocer más de Dios y más del cielo, y estar mejor familiarizados con la preciosa verdad y las ricas bendiciones que Dios tiene para nosotros, si únicamente las comprendemos. El ha preparado cosas admirables para nosotros.—Manuscrito 49, 1894, pp. 15-17.

DEVOCIONAL: NUESTRA ELEVADA VOCACIÓN

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*