24 de junio | Devocional: Una religión radiante | Hijos obedientes: alegría del hogar

«El hijo sabio alegra al padre; el hombre necio menosprecia a su madre». Proverbios 15: 20

LOS HIJOS CRISTIANOS preferirán el amor y la aprobación de sus padres temerosos de Dios a todas las ventajas terrenales. Arriarán y honrarán a sus padres. Hacer a sus padres felices debe ser una de las principales preocupaciones de su vida. […]

Hijos, Dios consideró propio confiarlos al cuidado de sus padres, para que ellos los instruyan y disciplinen, y así desempeñen su parte en formar caracteres para el cielo. Pero a ustedes les incumbe decir si quieren adquirir un buen carácter cristiano aprovechando las ventajas que significa para ustedes el haber tenido padres consagrados, fieles y constantes en la oración. A pesar de toda la ansiedad y la fidelidad de los padres en favor de sus hijos, ellos solos no pueden salvarlos.-Los hijos también tienen una parte que cumplir. Cada hijo tiene que preocuparse individualmente de sí mismo.

Padres creyentes, ustedes tienen la gran responsabilidad de guiar los pasos de sus hijos, incluyendo su experiencia religiosa. Cuando estos llegan a amar verdaderamente a Dios, bendicen y respetan profundamente a sus padres por los cuidados que recibieron y por todos los esfuerzos que hicieron sus progenitores para controlar los deseos de sus hijos y edificar su carácter. […] Los buenos hijos no solo aman al Señor sino que son felices agradándole en todo; no se impacientan al ser reprendidos, y hacen felices a sus padres con su bondad, su paciencia y su disposición a hacer todo lo que puedan para ayudar a llevar las cargas de la vida diaria.— Mensajes para ¡os jóvenes, pp. 331-337, adaptado

«Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu almay con todas tus fuerzas. Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos.

Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, . cuando te acuestes y cuando te levantes». Deuteronomío 6: 4-7, NVI

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*