24 de junio | Devocional: Dios nos cuida | Tened siempre presente vuestra elevada vocación

Por esto, yo no dejaré de recordaros siempre estas cosas, aunque vosotros las sepáis, y estéis confirmados en la verdad presente. 2 Pedro 1:12.

No importa cuánto tiempo podemos haber estado viajando en el camino de la vida eterna, necesitamos a menudo recordar las mercedes que nuestro Padre celestial manifiesta hacia nosotros, y obtener esperanza y valor de las promesas de su Palabra… Pedro reconoció el valor de la vigilancia constante en la vida cristiana y se sintió impelido por el Espíritu Santo a impresionar a los creyentes con la importancia de ejercitar gran cuidado en la vida diaria…

“Recordaros siempre”. ¡Oh, si tan sólo mantuviéramos en nuestros pensamientos las cosas que atañen a nuestro bienestar eterno, no nos ocuparíamos de ninguna conversación trivial o vana! La obra de toda nuestra vida está delante de nosotros. Nos corresponde ser cuidadosos en la tarea de asegurar nuestra vocación y nuestra elección, obedeciendo los sencillos conocimientos contenidos en la santa Palabra de Dios…

Hay muchas cosas erróneas que permitimos que pasen inadvertidas cuando por nuestra piadosa conversación podemos establecer un ejemplo de bien hacer, que podría ser un constante reproche para los perversos. No  que nuestro ejemplo parezca que sanciona la maldad. Hay un cielo que ganar y un infierno que evitar. En las iglesias con muchos miembros… existe el peligro de rebajar las normas. Cuando muchos se congregan, algunos están más expuestos a volverse descuidados e indiferentes que si ellos estuvieran aislados y tuvieran que valerse por sí mismos. Pero aun bajo circunstancias adversas, podemos velar en oración y establecer un ejemplo de una conducta piadosa, que será un poderoso testimonio de justicia.

El Señor desea que seamos fervorosos. No podemos permitirnos el hablar palabras que puedan desanimar a nuestros compañeros de peregrinaje, en la senda cristiana. Cristo ha dado su vida para que podamos vivir con él en gloria…

Ahora nos estamos preparando para la vida eterna futura, y pronto, si somos fieles, veremos las puertas de la ciudad de nuestro Dios girar sobre sus brillantes goznes para que las naciones que han guardado la verdad puedan entrar a poseer su herencia eterna.

*Año bíblico: Salmos 56-61.

DEVOCIONAL DIOS NOS CUIDA

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*