24 de enero | Devocional: Una religión radiante | Sin temor al juicio

«Nuestro amor alcanza su más alto nivel de perfección cuando, al compartir nosotros ya en este mundo la condición de Cristo, nos hace esperar confiados el día del juicio». 1 Juan 4: 17, LPH

CUANDO EL SEÑOR VENGA «con miles y miles de sus ángeles a juzgar a todos los hombres y a condenarlos por todo el mal que cometieron en su maldad» (Jud. 14-15, DHH). Todo pecador se verá compelido a ver y reconocer la justicia de su condenación.— Patriarcas y profetas, cap. 34, p. 365.
Entonces se verá que la rebelión de Satanás contra Dios dio como resultado la ruina de sí mismo, y de todos los que eligieron ser sus súbditos. El hizo creer que de la transgresión resultaría un gran bien; pero sé verá que «la paga del pecado es muerte» (Rom. 6: 23). […]
Satanás, la raíz de todo pecado, y todos los obradores del mal, que son sus ramas, serán completamente extirpados. Se pondrá fin al pecado, y a toda la aflicción y ruina que acarreó. El Salmista dice: «Reprendiste a las naciones, destruiste al malo; ¡borraste el nombre de ellos eternamente y para siempre! Los enemigos han’perecido; han quedado desolados para siempre» (Sal. 9: 5-6).
Pero en medio de la tempestad de los castigos divinos, los hijos de Dios no tendrán ningún motivo para temer. «Jehová será la esperanza de su pueblo, la fortaleza de los hijos de Israel» (Joel 3: 16). El día que traerá terror y destrucción para los transgresores de la ley de Dios, para los obedientes significará «gozo inefable y glorioso» (1 Ped. 1: 8). «“Reúnanme a los consagrados, a los que pactaron conmigo mediante un sacrificio”. El cielo proclama la justicia divina: ¡Dios mismo es el juez!» (Sal. 50: 5-6, NBD).— Ibíd, cap. 29, p. 311.
«Y el Padre no juzga a nadie, sino que le ha dado a su Hijo todo el poder de juzgar, para que todos den al Hijo la misma honra que dan al Padre. El que no honra al Hijo, tampoco honra al Padre, que lo ha enviado». Juan 5: 22-23, DHH

Mi reflexión personal
__________________________
__________________________
__________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE
Reflexiones diarias para una vida cristana feliz
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*