24 de agosto 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Velad, porque está cerca

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Habrá tanta maldad, que la mayoría dejará de tener amor hacia Los demás. Pero el que siga firme hasta el fin, se salvará” (Mat 24:12,13).

 

Cuando Jesús habló de las señales que veremos en el mundo antes de su Segunda Venida, dijo, entre otras cosas, lo siguiente: “Habrá tanta maldad, que la mayoría dejará de tener amor hacia los demás. Pero el que siga firme hasta el fin, se salvará” (Mat. 24:12,13).

Las noticias de la maldad no dejan de publicarse diariamente en los periódicos. Recientemente, un joven mató a su madre en Madrid, España, la descuartizó y se comió partes de su cuerpo. También en esa misma ciudad, una mujer mató a sus dos padres, muy ancianos ya. En Bruselas, una mujer mató a sus cinco hijos, y muy lejos de allí, otra mujer de treinta y cuatro años ahogó a sus dos hijos. Cada año mueren miles de mujeres en el mundo asesinadas por sus parejas; y tampoco faltan las noticias de padres que maltratan a sus hijos; adultos que abusan sexualmente de niños; jóvenes que violan a muchachas en grupo; o adolescentes que asesinan o delinquen sin más motivo que grabarlo con el celular para colgarlo en las redes sociales. Si eso no es maldad, que me expliquen qué es.

“Después que hubo dado Las señales de su venida, Cristo dijo: ‘Cuando viereis hacerse estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas’. ‘Mirad, velad y orad’. Dios siempre advirtió a los hombres de los juicios que iban a caer sobre ellos. Los que tuvieron fe en su mensaje para su tiempo y actuaron de acuerdo con esa fe, en obediencia a sus mandamientos, escaparon a los juicios que cayeron sobre los desobedientes e incrédulos. […] Así también ahora hemos sido advertidos acerca de la segunda venida de Cristo y de la destrucción que ha de sobrecoger al mundo. Los que presten atención a la advertencia se salvarán. Por cuanto no sabemos el tiempo exacto de su venida, se nos ordena velar. ‘Bienaventurados aquellos siervos, a los cuales cuando el Señor viniere, hallare velando’. Los que velan esperando la venida de su Señor no aguardan en ociosa expectativa. […] purifican su alma por medio de la obediencia a la verdad. Combinan la vigilia atenta con el trabajo ferviente” (El Deseado de todas Las gentes, p. 588).

“Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Luc. 21:36, RVR).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*