23 de septiembre 2021 | Devoción Matutina para Adolescentes 2021 | Procura la sabiduría

«Opten por mi instrucción, no por la plata; por el conocimiento, no por el oro refinado. Vale más la sabiduría que las piedras preciosas, y ni lo más deseable se le compara». Prov. 8:10-11, NVI

Cada vez que algún miembro de la familia de Margarita se excusaba por no haber hecho algo a tiempo, o protestaba porque le parecía imposible hacerlo, ella citaba Proverbios 22:13: «¡Para no trabajar, el perezoso pretexta que en la calle hay un león que lo quiere matar!». Todos rápidamente entendían el mensaje y algunos deseaban no tener que volver a escuchar ese versículo.
El libro de Proverbios es uno de varios libros de la Biblia que los eruditos llaman «literatura sapiencial» o de sabiduría. La literatura de sabiduría no es exclusiva de la Biblia. A los pueblos del antiguo Egipto, Palestina y Mesopotamia les gustaba estudiar la naturaleza y el mundo a su alrededor para extraer lecciones prácticas y así desarrollar vidas más exitosas. Algunos de esos proverbios son muy similares a los que encontramos en la Biblia. Algunos incluso contienen casi las mismas palabras (algo que no debería sorprendernos: después de todo, Dios es la fuente principal de toda verdad, y cualquiera que no tenga bloqueado el sentido común puede encontrarla).
Siglos antes de que se escribiera la Biblia, algunos sabios recopilaron consejos prácticos y escribieron libros como las Instrucciones de Amenemope, las Instrucciones de Ptahhotep y las palabras de Ahiqar, cuya intención no era lograr que las personas actuaran con inteligencia y sabiduría, sino ayudarlas a progresar en sus carreras y ganar amigos influyentes. Los mismos libros dicen: siga estos dichos y su éxito estará garantizado. La «sabiduría» de la que hablaban esos escritos era egoísta, centrada en el beneficio de la propia persona. Pero la literatura sapiencial de la Biblia tiene un objetivo muy diferente.
La sabiduría que la Biblia ofrece no es para facilitar tu camino a través del mundo del poder y el prestigio, sino para buscar una relación auténtica con Dios. Observa que los primeros capítulos de Proverbios describen la sabiduría como si fuera una persona. La verdadera sabiduría no está basada en lo que sabes, sino en que conozcas a Dios. La sabiduría no es lo que sabes hacer, sino lo que eres como persona. Curiosamente, el Nuevo Testamento le adjudica a Jesús muchas de las imágenes que Proverbios usa para representar la sabiduría. Si tienes una relación con Jesús, él te transformará en una persona exitosa en todo lo que hagas en la vida. Jesús es infinitamente más valioso que el oro, la plata o las piedras preciosas.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*