23 de septiembre 2020 | Devoción Matutina para Adultos 2020 | Alégrate mucho

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

 “¡Alégrate mucho, hija de Sión! ¡Da voces de júbilo, hija de Jerusalén! Mira que tu rey vendrá a ti, justo y salvador, pero humilde, cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna” (Zacarías 9:9).

¡Alégrate mucho, hija de Sión!” ¡Grita de alegría, hija de Jerusalén!  ¿Te has puesto a pensar en las buenas noticias que pueden provocar tanto alboroto? ¿Qué sucede que sea motivo de tan grande alegría? “Mira que tu rey vendrá a ti”.

Imagina a los millares de personas que, a lo largo de la historia, murieron apenados en busca de un Dios a quien complacer. Piensa en aquellos que han tratado de calmar sus conciencias realizando una cantidad de obras buenas, a través de las cuales pretendían alcanzar el favor del cielo. Imagina a esas tribus que danzaban alrededor del fuego suplicando por medio de rituales, sacrificios o autoflagelaciones que un ser supremo se dignara escuchar su clamor y considerara sus necesidades. Piensa en cada uno de los que recorren extensas distancias, de rodillas o sin calzado, magullando sus cuerpos con el anhelo de ser oídos por sus estáticos santos. Son muchas las religiones cuyos feligreses presentan méritos y esfuerzos para conmover a sus deidades y recibir favores a cambio de sus buenas obras o sacrificios personales. Mientras tanto, esos dioses fríos y distantes parecieran esperar el colmo del quebrantamiento, para así, por fin, tomar cartas en el asunto. ¿Es este el dios que muestran las Sagradas Escrituras?

En el jardín del Edén, el temor por haber desobedecido llevó a nuestros primeros padres a esconderse entre los arbustos. Desnudos y temerosos se ocultaban detrás de las plantas del campo. Sin haber pedido perdón y justificando sus propios errores, se culparon mutuamente por la inocencia perdida. Pero aun allí, no fueron ellos quienes tomaron la iniciativa para arreglar la situación. Más bien, una voz familiar y anhelante se acercó para brindarles ayuda.

“Mira que tu rey vendrá a ti”, dijo el profeta Zacarías. ¿No son estas buenas noticias? Solo mira, porque él viene hacia ti. ¿Buscas ansiosamente a un Dios inalcanzable, y al llegar la noche, fatigado y triste, sientes que no has hecho lo suficiente para captar siquiera su atención? La Biblia dice que tu rey vendrá a ti. Es él quien sale en busca de sus ovejas, incluso de las perdidas. Suspendido en la cruz del Calvario mostró lo que era capaz de hacer para despejar tus dudas acerca de su amor. Puedes confiar en él. En este día, puedes alegrarte mucho y dar voces de júbilo. “Mira que tu rey vendrá a ti, justo y salvador”.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*