23 de septiembre 2020 | Devoción Matutina para Adolescentes 2020 | Leonardo Da Vinci

“Existen tres clases de personas: las que ven, las que ven cuando se les muestra y aquellas que no ven”.

 

UNA IDEA GENIAL PARA CADA DÍA

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2020

 

“Él dirige en la justicia a los humildes, y les enseña su camino” (Sal. 25:9).

 

Te hubiera caído bien Leo. Era muy parecido a la persona más inteligente y graciosa de tu colegio, solo que más inteligente y más gracioso. Se vistió como una Lagartija para sorprender y asustar a sus amigos. Tenía un puercoespín de mascota y no paraba de reírse si un amigo se pinchaba con sus púas.

No había nada que Leo no pudiera hacer. Podía pintar. Podía hacer esculturas. Era bueno en matemáticas. Sabía todo lo que se podía saber sobre los animales. Observando a las aves, se le ocurrieron ideas sobre cómo podrían

volar los seres humanos. Lo que hace que esto fuera más impactante es que vivió cuatrocientos años antes que los hermanos Wright. Él dijo: “Siempre sentí que es mi destino construir una máquina que le permitiera volar al hombre”.

Diseñó bicicletas trescientos años antes de que se hicieran populares. Bosquejó el funcionamiento del motor a vapor 150 años antes de que alguien construyera uno. Era vegetariano antes de que existiera esa palabra.

Probablemente has oído hablar de Leonardo da Vinci. Las pinturas más famosas del mundo fueron hechas por él. Si quieres ver la Mona Lisa o La última cena, tendrás que hacer fila durante la mayor parte del día.

Pero esto es lo interesante de Leo: Aunque podía ver el mundo a su alrededor con mayor claridad que cualquier otra persona, aún así se equivocaba.

Pensaba que el Sol estaba a solo 6.500 kilómetros de distancia. (La distancia hasta el Sol es realmente de 150 millones de kilómetros.) Pensaba que los elefantes comían piedras y que eran demasiado grandes para nadar. Creía que los cocodrilos crecían hasta medir la monstruosa longitud de doce metros.

Las máquinas para volar que diseñó eran demasiado pesadas para despegar del suelo con fuerza humana. Así que estaba totalmente equivocado sobre su destino de ser el inventor de los vuelos tripulados.

Si una de las personas más inteligentes que vivió alguna vez podía cometer algunas equivocaciones, quizá nosotros deberíamos estar siempre dispuestos a admitir que podríamos estar equivocados respecto de nuestras ideas. Un espíritu humilde puede ser tan hermoso como cualquiera de las pinturas de Leo. Kim

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*