23 de Octubre | Una religión radiante | Elena G. de White | La gran alegría de la resurrección de Cristo

«Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos». Mateo 28: 8

LAS MUJERES QUE HABÍAN ESTADO al lado de la cruz de Cristo esperaron velando que hubieran transcurrido las horas del sábado. El primer día de la semana, muy temprano, se dirigieron a la tumba llevando valiosas especias aromáticas para ungir él cuerpo del Salvador. […]
Las mujeres habían venido todas al sepulcro partiendo de distintos puntos. María Magdalena fue la primera en llegar, y al ver que la piedra había sido retirada, se fue a toda prisa para contárselo a los discípulos. Mientras tanto, llegaron las otras mujeres. Una luz resplandecía en derredor de la tumba, pero el cuerpo de Jesús no estaba allí. Mientras se demoraban en el lugar, vieron de repente que no estaban solas. Un joven vestido de ropas resplandecientes estaba sentado al lado de la tumba. Era el ángel que había apartado la piedra. […] «No tengan miedo—les dijo—; sé que ustedes buscan a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, tal como dijo. Vengan a ver el lugar donde lo pusieron. Luego vayan pronto a decirles a sus discípulos: “Él se ha levan- tado de entre los muertos”» (Mat. 28: 5-7, NVI). [,..]
«¡Ha resucitado, ha resucitado!». Las mujeres repiten las palabras vez tras vez. Ya no necesitan las especias para ungirlo. El Salvador está vivo, ¡no está muerto! Recuerdan ahora que cuando hablaba de su muerte, les dijo que resucitaría. ¡Qué día es este para el mundo! Rápidamente, las mujeres se apartaron del sepulcro y «con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos» (vers. 8).— El Deseado de todas las gentes, cap. 85, pp. 747-748.
«Así que las mujeres se alejaron a toda prisa del. sepulcro, asustadas pero muy alegres, y corrieron a dar la noticia a los discípulos. En eso Jesús les saltó al encuentro y las saludó. Ellas se le acercaron, le abrazaron los pies y lo adoraron». Mateo 28: 8-9, NVI

DEVOCIONAL ADVENTISTA
UNA RELIGIÓN RADIANTE
Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*