23 de Octubre | La fe por la cual vivo | Elena G. de White | Todas las veces que comieréis y bebieréis

Porque todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que venga. 1 Corintios 11:26.

“Sólo se obtiene la salvación aplicando continuamente al corazón la sangre purificadora de Cristo. Por lo tanto la cena del Señor no debe observarse sólo ocasionalmente o una vez al año, sino con mayor frecuencia que la pascua anual. Este solemne rito conmemora un evento mucho mayor que el de la liberación de los israelitas de Egipto.”—Spiritual Gifts 3:228.
“El rito de la comunión señala la segunda venida de Cristo. Estaba destinado a mantener esta esperanza vívida en la mente de los discípulos. En cualquier oportunidad en que se reuniesen para conmemorar su muerte, relataban cómo él ‘tomando el vaso y hechas gracias. les dio, diciendo: Bebed de él todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados. Y os digo, que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid hasta aquel día, cuando lo tengo de beber nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.’ En su tribulación, hallaban consuelo en la esperanza del regreso de su Señor. Les era indeciblemente precioso el pensamiento: ‘Todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que venga.’ …
“Cristo instituyó este rito para que hablase a nuestros sentidos del amor de Dios que se ha expresado en nuestro favor…. Y nada menos que la muerte de Cristo podía hacer eficaz para nosotros este amor…. Su sacrificio es el centro de nuestra esperanza.”—El Deseado de Todas las Gentes, 598.

DEVOCIONAL LA FE POR LA CUAL VIVO
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*