23 de julio 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Alabad a Jehová

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Alabad a Jehová, porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia” (Sal. 136:1, RVR).

 

Viajando por Sudamérica, mi esposo y yo descubrimos una pequeña iglesia en una isla flotante hecha de una planta llamada totora. Esto fue en el famoso lago Titicaca, en la región del altiplano andino. Es precioso poder admirar cómo los hermanos, en los diferentes lugares del mundo, tienen sus propias formas autóctonas de adorar al mismo Dios que adoro yo. Me encantaría algún día escuchar cómo alaban nuestros hermanos en lugares distantes de África, o por ejemplo, los esquimales y tantas otras culturas diferentes a la mía.

Cuando lleguemos al cielo, nos encontraremos con personas de todos los puntos cardinales del mapa, de todas esas culturas que nunca llegaremos a conocer en nuestro paso por esta vida. Todas las naciones se reunirán como un solo cuerpo, cantando el glorioso cántico de Moisés y del Cordero. Será una escena maravillosa y conmovedora, que hará que nuestros corazones disfruten de alegría y alabanza santa al Eterno.

Pero mientras no llega ese momento, las iglesias que aman a Jesús aquí en esta tierra se caracterizan por alabarlo con júbilo. Cantan con el entendimiento, creen y adoran con sinceridad. Iglesias como por ejemplo la Víbora, en la Habana, Cuba, que cuando los hermanos abren sus bocas para alabar a Dios, sientes algo sobrenatural, como si miles de ángeles los acompañaran en su fervor y entusiasmo. ¡Qué belleza de música y qué momento tan especial! Por no mencionar a otras iglesias como las de Guatemala o México, donde con guitarras, zampoñas y otros instrumentos se alaba con tal alegría que los ángeles del cielo deben desear bajar para unirse a ellos. En fin, hay miles de iglesias en este mundo cuyos adoradores alaban a Dios en espíritu y verdad, tal como nos dice la Biblia que hemos de adorarlo (ver Juan 4:24).

Un adorador que alaba al Señor en espíritu y verdad es aquel que canta con el corazón y no por simple costumbre o rutina; es aquel que llega a su iglesia sediento y necesitado, reconociendo la magnificencia y el poder de Dios, y por eso lo alaba con humildad; es aquel (o aquella) que vive cada palabra que canta, que siente todo Lo que le dice al Padre cuando lo alaba, que infla sus pulmones con ahínco para expresar con gran resonancia su gratitud a Jehová.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*