23 de diciembre | Una religión radiante | Elena G. de White | La restitución del Edén

«Ciertamente consolará Jehová a Sion; consolará todas sus ruinas. Cambiará su desierto en un edén y su tierra estéril en huerto de Jehová; se hallará en ella alegría y gozo, alabanzas y cánticos». Isaías 51:3

EL HUERTO DEL EDÉN PERMANECIÓ en la tierra mucho tiempo después de que Adán y Eva hubieran sido expulsados de tan deleitoso lugar (ver Gén. 4: 16). Durante mucho tiempo después de la caída se les permitió contemplar de lejos el hogar de la inocencia, cuya entrada estaba vedada por ángeles custodios. En la puerta del paraíso, protegida por querubines, se revelaba la gloria divina. Allí iban Adán y Eva con sus hijos a adorar a Dios, y allí renovaban sus votos de obediencia a aquella ley cuya transgresión los había arrojado del Edén. Cuando la ola de iniquidad cubrió al mundo, y la maldad humana trajo completa destrucción por medio del diluvio, la mano que había plantado el Edén lo quitó de la tierra. Pero en la restitución final, cuando haya «un cielo nuevo, y una tierra nueva» (Apoc. 21: 1), será restaurado y más gloriosamente embellecido que al principio.

Entonces, los que hayan guardado los mandamientos de Dios recibirán aliento llenos de inmortal vigor bajo el árbol de la vida; y al través de las edades sin fin los ha- hitantes de los mundos sin pecado contemplarán en aquel huerto de delicias un modelo de la perfecta obra de la creación de Dios, incólume de la maldición del pecado, una muestra de lo que toda la tierra habría llegado a ser si la humanidad hubiera cumplido el glorioso plan de Dios.— Patriarcas y profetas, cap. 3, p. 41, adaptado.

«Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva. Nada quedaba del primer cielo ni de la primera tierra; nada del antiguo mar. Vi también bajar del cielo la ciudad santa, la nueoa Jerusalén. […] Y oí una voz poderosa que decía desde el trono: Esta es la morada que Dios ha establecido entre bs seres humanos. Habitará con ellos ellos serán su pueblo y él será su Dios». Apocalipsis 21: 1-3 LPH

 

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*