22 de octubre 2019 | Devoción Matutina para Damas | Verdadera realeza

Al otro “día, viniendo Agripa y Berenice con mucha pompa, y entrando en la audiencia con los tribunos y principales hombres de la ciudad, por mandato de Festo fue traído Pablo, Hechos 25:23.

Cada vez que veo a alguien pidiendo limosna, viene a mi mente el mismo pensamiento: En su infancia, esa persona soñó con ser alguien en la vida, igual que tú y yo soñamos. La diferencia es que nosotras lo concretamos, pero para esa persona el sueño se truncó y hoy vive sufriendo y llorando.

Ya que hablamos de soñar, pensemos en las niñas que fantasean con llegar a ser reinas o princesas. ¿Quién de nosotras no acarició esos sueños? Para explotar esa fantasía los magos de los negocios, los que sí existen, han creado una industria muy próspera. Hollywood se ha encargado de satisfacer esa fantasía lanzando al estrellato a un sinfín de princesas en sus dibujos animados. Walt Disney les construyó su castillo y su reino de maravillas. Muchas de esas princesas han sido imitadas por nuestras niñas y por alguna que otra mujer adulta.

En el mundo real, las reinas y las princesas existen. Para llegar a ser una de ellas no basta la herencia, sino que deben ser instruidas para la función. Aprenderán de protocolos y de un sinfín de ceremoniales que seguirán mientras vivan. Comenzarán a recorrer un camino en el que aprenderán a ser admiradas, a aceptar halagos y a ser el centro de una élite. Suntuosidad, pompa y majestuosidad serán su pan diario. Puedo agregar que se les enseña a cultivar el ego, a hacer que todo gire en su redor.

Berenice no fue la excepción. Dice el relato que entró en la sala del tribunal con mucha pompa. A paso lento, enhiesta, queriendo la admiración de todos por su belleza y posición, entró al salón. Aroma a orgullo inundó el recinto. No pasó inadvertida.

Tú eres una princesa. Sí, tú. Porque eres hija del Rey del universo. Perteneces a una realeza muy superior a las del mundo cortesano. Doquiera te encuentres, compórtate como tal: humilde, inundando el ambiente de aroma de vida, feliz, agradecida y sabia. Que tu presencia no pase inadvertida, sino que motives a todos a querer saber más del maravilloso Rey a quien representas y de su hermoso reino. –AR

HIJAS DEL REY

Diane de Aguirre (Compiladora)

Lecturas Devocionales para Mujeres 2019

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*