22 de noviembre 2019 | Devoción Matutina para Adultos | Van a ocurrir milagros

“Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos” (Jeremías 15:16).

Dios ha realizado muchos milagros en favor de su pueblo. Un ejemplo de eso ocurrió en 1975, cuando Iván Santos, un adolescente de trece años, salió para distribuir folletos. Cerca de su casa invitaba a las personas que pasaban a que participaran del evangelismo de Semana Santa, en el primer grupo adventista de la ciudad de Caucaia do Alto, en el Estado de San Pablo, en el Brasil.

Uno de los folletos se lo entregó al señor Leontino Godinho. Aunque estaba embriagado, quedó impresionado por la actitud del muchacho. Guardó el folleto y se lo llevó a su casa. Al llegar, se lo entregó a su esposa, Rosita, y le manifestó su voluntad de ir al lugar aquella misma noche, para ver qué ocurriría. Así lo hicieron. Al llegar fueron bien recibidos, les gustó el programa y continuaron participando de las reuniones. La señora Rosita rápidamente se transformó en una asistente constante, junto con sus cuatro hijos: Aurelio, Fernando, Carla y David; ella estaba embarazada de Paulo.

La familia Godinho comenzó a recibir estudios bíblicos de una pareja misionera persistente y amorosa, las hermanas Aurelina e Isabel Santos (la madre de Iván, quien le había dado el primer folleto). La señora Rosita fue la primera que tomó la decisión, y fue bautizada el 19 de octubre de 1976. Los hijos también se decidieron. Aurelio y Carla fueron los primeros, y fueron bautizados el 13 de octubre de 1979.

Desde su bautismo, la hermana Rosita comenzó a orar por su marido. Fueron 19 años clamando por el milagro; después de todo, el primer folleto se lo habían entregado a él y, por sus manos, el mensaje había llegado a toda la familia. Mientras tanto, Leontino visitaba la iglesia de vez en cuando, luchaba contra los vicios del cigarrillo y del alcohol e intentaba conseguir el sábado libre en el trabajo. Finalmente, venció estos obstáculos y fue bautizado el 30 de julio de 1995.

Como resultado de un folleto entregado por un adolescente a un hombre alcoholizado, 25 miembros de la familia Godinho fueron bautizados, incluido Paulo, que hoy es pastor, y ocho amigos más que también fueron conducidos a Cristo por la influencia de esa familia. Esta es solo una muestra de los milagros que Dios puede hacer por medio de la entrega de literatura.

No subestimes el poder de evangelización de un folleto o de un libro misionero. Colócalo en las manos de Dios, siembra tu mensaje con fe y recoge milagros poderosos.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2019

NUESTRA ESPERANZA

Erton Kohler

Lecturas devocionales para Adultos 2019

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*