22 de junio 2022 | Devoción Matutina para Damas 2022 | Apenas seis pasos

«Cuando los hombres que llevaban el arca del Señor dieron apenas seis pasos, David sacrificó un toro y un ternero engordado» (2 Sam. 6:13, NTV).

El primer acto oficial de David como rey de todo Israel fue traer el arca del pacto a Jerusalén. Sin embargo, su primer intento terminó con una catástrofe: la muerte de Uza. David, entonces, decidió dejar el arca en la casa de Obed-edom, un levita. Durante los tres meses que el arca estuvo allí, David tuvo tiempo de reflexionar en lo que había sucedido, e investigar cómo debía ser transportada el arca.
En su segundo intento, David obedeció las instrucciones de Dios, haciendo que los levitas cargaran el arca a hombros. Entonces, la Biblia nos dice: «Cuando los hombres que llevaban el arca del Señor dieron apenas seis pasos, David sacrificó un toro y un ternero engordado» (2 Sam. 6:13, NTV). Apenas comenzó la procesión, David se detuvo para agradecer. No esperó a que llegaran a Jerusalén, o que estuvieran a mitad de camino. Apenas los levitas dieron seis pasos, él se detuvo para honrar a Dios. Algunos comentadores bíblicos creen que David ofreció un sacrificio cada seis pasos, durante todo el camino a Jerusalén. Otros creen que los «pasos» representan distancias. Es decir, que David ofreció sacrificios a medida que llegaban a ciertos puntos del camino. Aunque no hay consenso en este punto, queda claro que David demostró su gratitud a lo largo del camino.
¿Cómo podemos detenernos para agradecer a Dios a lo largo del camino? ¿Cuáles son los seis pasos en tu rutina diaria después de los cuales podrías detenerte a recordar la bondad de Dios? Mi amiga Anne puso recordatorios en su celular para detenerse a orar a lo largo del día. Cuando la alarma suena, hace una pequeña pausa de unos segundos para orar y agradecer a Dios. Otra amiga usa el estrés y la ansiedad como recordatorio. Cuando siente que se está estresando y su corazón comienza a latir con más rapidez, hace una pausa para respirar profundamente: inhala gratitud y exhala ansiedad.
En su libro Sea agradecido, Nancy Leigh DeMoss reflexiona: «Un hombre o una mujer agradecidos serán como una bocanada de aire fresco en un mundo contaminado con amargura y descontento. Y una persona cuya gratitud sea el resultado y la respuesta a la gracia divina, demostrará el mensaje del evangelio de una manera atractiva y convincente». Apenas des seis «pasos» hoy, ¡acuérdate de agradecer!

Señor, perdóname por olvidarme de tu bondad y no agradecerte como debiera. Hoy, a lo largo del camino, quiero hacer pausas para agradecerte.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2022



(1087)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*