22 de junio 2021 | Devoción Matutina para Adultos 2021 | Dos hijos, dos mujeres

“Pues Agar es el monte Sinaí, en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, ya que esta, junto con sus hijos, está en esclavitud. Pero la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre” (Gálatas 4:25, 26).

PABLO SIEMPRE ESTABLECE contrastes para ilustrar y grabar mejor la verdad, por lo cual presenta a los dos hijos. Ismael representa el nacimiento físico, por el cual somos pecadores; Isaac, el nacimiento espiritual por el cual llegamos a ser hijos de Dios.
Isaac nació por el poder de Dios; el creyente nace por el Espíritu. Isaac vino al mundo a través de la gracia y la fe, que representa a Abraham y a Sara. Todo creyente llega a ser hijo de Dios por la gracia recibida por la fe. Isaac trajo gozo, así como la salvación es una experiencia gozosa para el creyente.
Ismael representa la naturaleza carnal, causó problemas a Isaac, quien representa nuestra naturaleza espiritual. El hogar de Abraham nos ilustra los mismos problemas que había en Galacia o que podemos enfrentar hoy.
Agar, enfrentada con Sara, ilustra el conflicto entre la ley y la gracia; somos salvos ¿por obedecer la ley o por aceptar la gracia del Señor? El enfrentamiento entre Ismael e Isaac ilustra la lucha entre la naturaleza carnal y la naturaleza espiritual, el vivir según la carne de nuestra humanidad o según el espíritu de la voluntad de Dios.
Pablo explica también el significado de las dos mujeres, Sara y Agar, para mostrar el contraste entre la ley y la gracia. Dios no empezó con Agar, sino con Sara. En relación con el trato con el hombre, Dios también empieza por la gracia. Cuando Adán y Eva pecaron, no les dio leyes para obedecer. En su gracia, les dio túnicas para cubrirse, y la promesa de un Redentor.
Cuando liberó al pueblo de Egipto, primero fue la gracia de liberación, después vino la ley.
Agar era esclava, pero Sara era libre. Ya hemos dicho que la función de la ley es revelar nuestros pecados y ser el ayo que nos lleva a Cristo. La unión de Abraham y Agar tue contra la voluntad de Dios. Fue consecuencia de la incredulidad y de la impaciencia de Sara y de Abraham.
“Abraham había aceptado
la promesa de un hijo sin hacer ninguna pregunta,
pero no esperó a que Dios cumpliera su palabra
en su oportunidad y a su manera. Se permitió
una tardanza, para probar
su fe en el poder de Dios,
pero fracasó en la prueba”
(Patriarcas y profetas, p. 141).
Cuando tu fe se ve probada,
¿resistes la prueba?
DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*