22 de julio 2021 | Devoción Matutina para Jóvenes 2021 | Los zapatos de la empatía

“Y ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo” (Zac. 8:17).

Seguramente escuchaste alguna vez la definición de “empatía” como la capacidad de ponerse en los zapatos o en el lugar del otro. La Real Academia Española define esta cualidad como “sentimiento o capacidad de identificarse con algo o alguien y compartir sus sentimientos”. Puedes encontrar definiciones más completas en sitios o libros de psicología. Es un término relativamente nuevo, pero un concepto de lo más antiguo.
Quizá podríamos decir que Enoc fue uno de los primeros fieles representantes de la empatía. Estaba en tal sintonía con Dios, que él se lo llevó. O Sem y Jafet, que se pusieron en el lugar de la vergüenza de su padre y, sin mirarlo, lo cubrieron cuando estaba desnudo. O Abraham, que fue comprensivo con la necesidad de Lot a la hora de repartir las tierras y confió en la promesa de Dios. O el hombre que escapó de la pelea de los reyes y le anunció al patriarca lo que se le avecinaba. O tantas historias más.
No sé de qué forma sientes tú que eres comprendido por otros o en qué formas demuestras tu empatía.
Algunas características de las personas empáticas incluyen la capacidad de reconocer emociones, identificar el lenguaje no verbal, escuchar con atención, expresarse con cortesía y sensibilidad y valorar la tolerancia, la solidaridad y el respeto, entre otras cosas. Todas estas cosas mejoran la comunicación y la relación.
Luc Steels, uno de los mayores expertos en inteligencia artificial, menciona que, con el lenguaje, decimos muy poco y que, como humanos, interactuamos y nos entendemos incluso sin hablar. Actualmente están investigando cómo hacer para que los robots puedan predecir o recordar reacciones y responder “empáticamente” a ciertas situaciones.
Las neuronas espejo son las que nos conectan con otras personas, las que nos permiten reaccionar de igual forma a lo que vemos que está pasando. La empatía no se debe enteramente a ellas, pero sí podemos notar que hay algo en nuestra biología que genera esta reacción. Aún hay muchas investigaciones en proceso para entender bien cómo se da esta cualidad.
Una forma en que podemos desarrollarla de forma fácil, práctica y entretenida es eligiendo una de nuestras historias preferidas de la Biblia y narrarla tantas veces como sea necesario, para que cada vez la veamos desde la perspectiva de un personaje diferente.
¿En cuántos zapatos caminarás hoy?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*