22 de agosto | Devocional: Una religión radiante | Necedad e insensatez

«La necedad es alegría al falto de inteligencia; el hombre inteligente endereza sus pasos». Proverbios 15: 21

EN NUESTRAS RECREACIONES no deberían darse escenas de insensato jolgorio que caigan en lo absurdo. Podemos dirigirlas de modo tal que beneficien y eleven a aquellos con quienes nos relacionamos, y nos habiliten mejor, a nosotros y a los demás, para cumplir con más éxito los deberes que nos corresponden como cristianos. A la vista de Dios estamos sin excusa si participamos en diversiones que tienden a inhabilitamos para el desempeño fiel de los deberes cotidianos y disminuyen así nuestro gusto por la contemplación de Dios y de las realidades celestiales. La influencia de la religión de Cristo ennoblece y elevada, pues se halla por encima de todo lo que sea mofas o vanas y frívolas charlas.— Mensajes para los jóvenes, § 124, p. 214.

Así también ahora Satanás obtiene su mayor éxito, en lo que se refiere a hacer pecar a los cristianos, cuando logra inducirlos a que se relacionen con los impíos y participen en sus diversiones. […]

Por medio de las representaciones teatrales ha obrado durante siglos para estimular las pasiones y glorificar el vicio. La ópera con sus fastuosas exhibiciones y su música embelesadora, las mascaradas, los bailes y los juegos de azar, es todo ello usado por Satanás para quebrantar los muros de los sanos principios y abrir la puerta a la sensualidad.

En toda reunión de placer donde se fomente el orgullo o se dé rienda suelta al apetito, donde se induzca al olvido de Dios y a perder de vista los intereses eternos, allí está Satanás rodeando las almas con sus cadenas.— Patriarcas y profetas, cap. 41, pp. 434-436.

«Huye también de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor». 2 Timoteo 2: 22

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

========================

DEVOCIONAL: UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*