21 de Octubre | Hijos e Hijas de Dios | Elena G. de White | Los herederos del reino

«Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos». Mateo 5:3

EL ANHELO DE CRISTO ERA llenar el mundo de paz y alegría semejantes a las que se encuentran en el mundo celestial. […] Con claridad y poder pronunció las palabras que llegarían a nuestros días como un tesoro de bondad. Qué sublimes palabras fueron esas, y qué consoladoras. De sus labios divinos brotaron con seguridad plena y abundante las bendiciones que demostraban que él era la Fuente de toda bondad, y que era su prerrogativa bendecir e impresionar las mentes de todos los presentes. El estaba cumpliendo su deber especial y sagrado, y los tesoros de la eternidad estaban a su disposición. No escatimó el empleo de esos tesoros.
No había mezquindad en Cristo cuando actuaba en el ministerio de Dios. Abarcó con su bendición a los que formarían su reino en este mundo. El trajo al mundo todas las bendiciones indispensables para la felicidad y la alegría de cada persona, y ante el universo presentó las riquezas de la gracia del cielo, los tesoros acumulados del Padre sempiterno. […]
Cristo indica quiénes serán herederos de Dios y coherederos con él. Proclama públicamente a quiénes elige como sus súbditos, y les asigna su lugar en su servicio como unidos con él mismo. Los que posean el carácter de Cristo, compartirán con él la bendición y la gloria y el honor que recibirá para siempre.— Manuscrito 118, 1905.
El que se cree sano, el que se considera razonablemente bueno y está satisfecho de su condición, no procura participar de la gracia y justicia de Cristo. El orgullo no siente necesidad y cierra la puerta del corazón para no recibir a Jesucristo ni las bendiciones infinitas que él vino a dar.— El discurso maestro de Jesucristo, cap. 2, p. 21.

DEVOCIONAL ADVENTISTA
HIJOS E HIJAS DE DIOS
Elena G. de White

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*