21 de junio | Devocional: La fe por la cual vivo | La inmortalidad natural es un engaño

Allegar tesoros con lengua de mentira, es vanidad desatentada de aquellos que buscan la muerte. Proverbios 21:6.

“Después de la caída, Satanás ordenó a sus ángeles que hicieran un esfuerzo especial para inculcar la creencia de la inmortalidad natural del hombre; y después de haber inducido al pueblo a aceptar este error, debían llevarlo a la conclusión de que el pecador viviría en penas eternas. Ahora el príncipe de las tinieblas, obrando por conducto de sus agentes, representa a Dios como un tirano vengativo, que declara que arroja al infierno a todos aquellos que no le agradan, y que les hace sentir eternamente los efectos de su ira….

“Muchos a quienes subleva la doctrina de los tormentos eternos se lanzan al error opuesto. Ven que las Santas Escrituras representan a Dios como un ser lleno de amor y compasión, y no pueden creer que él quiera abandonar sus criaturas a las llamas de un infierno eterno. Pero, como creen que el alma es de por sí inmortal, no ven otra alternativa y llegan a la conclusión de que toda la humanidad será finalmente salvada. Muchos son los que consideran las amenazas de la Biblia como tales, destinadas sólo a amedrentar a los hombres para que obedezcan y no como si fuesen a cumplirse literalmente. Así el pecador puede vivir en placeres egoístas, sin prestar atención alguna a lo que Dios exige de él, y esperar sin embargo que será recibido finalmente en su gracia. Semejante doctrina que así especula con la misericordia divina, pero que ignora su justicia, agrada al corazón carnal y alienta a los malos en su iniquidad.”—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 589, 592.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*