21 de julio | Devocional: Una religión radiante | Alegría en la adoración

«Adoren a Dios con reverencia, y con alegría ríndanle culto». Salmo 2: 11, TLA

PERO VENGA LO QUE VENGA, no permitamos que nada debilite nuestro valor moral, ni haga degenerar nuestra fe, hasta convertirla en un formalismo en el cual no participe el corazón. Jesús, por su gran amor, desea bendecimos abundantemente; pero necesitamos adquirir experiencia en la fe, en la oración ferviente, y regocijamos en el amor de Dios.

¿Será alguno de nosotros «pesado en balanza y hallado falto» (Dan. 5: 27)1 Debemos velar sobre nosotros mismos, vigilar los menores impulsos profanos de nuestra naturaleza, no sea qué traicionemos las grandes responsabilidades que Dios nos ha confiado como agentes humanos suyos. […]

Todo cristiano vivo colaborará abnegadamente con Dios. El Señor nos ha dado a conocer su voluntad, a fin de que seamos portadores de luz para todo el mundo. Si Cristo mora en nosotros, no podemos menos que trabajar para él. Es imposible conservar el favor divino y disfrutar la bendición del amor del Salvador, y ser indiferente al peligro de los que perecen en sus pecados. Quiere el Padre «que den mucho fruto» 0uan 15: 8, DHH).— Testimonios para la iglesia, cap. 5, pp. 502, 221, adaptado.

El Redentor del mundo no quería que la herencia que él había comprado viviera y muriera en sus pecados. ¿Por qué, entonces, son tan pocos los alcanzados y salvos? Es porque muchos de los que profesan ser cristianos imitan la manera de obrar del gran apóstata. Millares de los que no conocen a Dios podrían hoy regocijarse en su amor si los que dicen servirle actuaran como el Señor actuó — íbíd., t. 6, p. 276.

«Ante todo recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones degradas a Dios por toda la humanidad. […]

Está es bueno y agrada a Dios nuestro Salvador, pues él quiere que todos se saben y lleguen a conocer la verdead». 1 Timoteo 2:1, 3-4, DHH

 

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*