21 de agosto 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Kit Carson

Las tentaciones que enfrentan en su vida no son distintas de las que otros atraviesan. Y Dios es fiel; no permitirá que la tentación sea mayor de lo que puedan soportar. Cuando sean tentados, él les mostrará una salida, para que puedan resistir. 1 Corintios 10:13.

Mucho antes de ser combatiente en las guerras con México, Kit Carson fue trampero en el oeste indómito.

-Se agota nuestra provisión de carne -les anunció Kit a los demás tramperos de su grupo.

Su campamento estaba cerca del río Yellowstone.

-Dejaré que ustedes pongan las trampas mientras voy a cazar para la cena.

Después de caminar varios kilómetros, vio a un wapití comiendo en un apartado pastizal montañoso. Levantó el rifle y mató al animal de un solo tiro.

-¡Muy bien! -se felicitó a sí mismo, aunque repentinamente presintió que alguien lo había escuchado.

Al mirar a su alrededor, vio dos osos grises a menos de 15 metros de distancia.

-¡No quiero nada con ustedes dos! -dijo mientras daba media vuelta y echaba a correr hacia el árbol más cercano, un álamo flexible.

Soltando el rifle, subió rápidamente a un árbol, y en su apuro perdió uno de sus mocasines.

Los osos caminaron lentamente con dirección al árbol, ignorando el rifle y el mocasín. Querían al hombre. Uno trató de subir, pero el árbol no era lo suficientemente grueso como para clavar las garras. El otro decidió que una sacudida podría dar buenos resultados. Kit tuvo que aferrarse al árbol con brazos y piernas para no caer. Logró, de alguna manera, romper una de las ramas y pegarle en la nariz al oso. El animal solo movió la cabeza y siguió sacudiendo el árbol.

Después de media hora de trabajo infructuoso, se dieron por vencidos y se dirigieron hacia el wapití caído. ¡Al fin, una oportunidad para escapar! Kit bajó del árbol, se puso el mocasín, recogió su rifle y escapó en silencio, dejándoles la cena a los osos.

-¡Vaya! ¡Estuvo demasiado cerca! -pensó Kit cuando pudo aminorar el paso y secarse el sudor.

Habrá ocasiones en que te encontrarás “atrapado en el árbol” de las circunstancias. Al igual que Kit Carson, pensarás que el fin está muy cerca. En ese momento, atérrate al “árbol” con los brazos y las piernas y aguanta. ¡Dios te mostrará la manera de escapar!

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*