20 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Carlos Horacio Mayo

No tengas miedo. Solo ten fe. Marcos 5:36.

¿Tendrías miedo de cortar a un cadáver? Guillermo Mayo, el hermano mayor de Carlos, no sentía temor. Lo había hecho desde muy pequeño, tanto que tenía que subir a una silla y asirse del cabello del difunto para no caer. Por supuesto que su padre, el forense del condado, siempre estaba presente.

Una noche lluviosa, Guillermo acompañó a su padre a un hotel abandonado donde había vivido solo el difunto al que tenían que revisar. El hombre había trabajado como celador del hotel. Mientras caminaban hacia el solitario lugar donde estaba el hotel, la lámpara de kerosene proyectaba sombras misteriosas entre los árboles.

La puerta crujió al abrirla. Entraron cautelosamente en la oscuridad del pasillo, hasta la habitación donde el muerto yacía sobre el piso. Guillermo colocó la lámpara en una silla a fin de que no arrojara sombras sobre el cadáver.

Cuando su padre hubo terminado su trabajo, le dijo a Guillermo:

-Debo visitar a un paciente. Te voy a pedir que cierres la incisión y guardes las muestras de tejido que he seleccionado para estudiarlas en el laboratorio. Cuando termines, regresa a casa.

Guillermo se apresuró a terminar lo que estaba haciendo. No le gustaba estar solo con un cadáver. Tenía la vaga sensación de que algo siniestro se movía en el edificio vacío. Presentía que un millón de cosas extrañas y malignas se desplazaban en la oscuridad, listas para atraparlo. Sintió escalofríos al terminar de envolver el tejido. Lo puso en el bolsillo de su chaqueta, tomó la lámpara y se enfrentó a la temible oscuridad.

Por fin pudo salir por el oscuro pasillo y la puerta delantera. Del dintel de la puerta colgaba el anuncio del hotel, que se columpiaba con el viento. Era lo último que necesitaba para echar a correr todo el camino a casa.

Si estás en un grupo, comparte historias de experiencias como las vividas por Guillermo aquella noche en el viejo hotel. Si estás solo, entonces piensa en alguna ocasión en que te sentiste asustado y temeroso.

¿Qué debes hacer cuando estás en una situación atemorizante? El versículo de hoy nos indica que debemos creer, y no temer. Haz una lista de cosas que podrían ayudarte a creer, y no temer.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*