20  de octubre 2019 | Devoción Matutina para Damas | El poder de la fe y el conocimiento

Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios. Hechos 18:26.

Priscila y Aquila, su esposo, fabricaban tiendas. Eran fieles maestros que enseñaban a otros acerca de Jesucristo. Pablo, de la misma profesión, trabajó junto a ellos, y les enseñó más acerca de Cristo.

La envidia y el odio de los judíos contra los cristianos [en Roma] no conocía límites. Y los incrédulos residentes eran constantemente alborotados. Los primeros se quejaban de que los judíos cristianos provocaban desorden y eran peligrosos para el bien público. Constantemente creaban algo para agitar a la gente y generar disturbios. Por esto los cristianos fueron expulsados de Roma.

Poco después de llegar a Corinto, Pablo encontró “a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer”. Estos eran “del mismo oficio” (Hechos 18:2,3). Desterrados por el decreto de Claudio, que ordenaba a todos los judíos que abandonaran Roma, Aquila y Priscila habían ido a Corinto, donde establecieron un negocio como fabricantes de tiendas… Los dos hombres y la misma Priscila trabajaban con sus manos. Los diseños para hacer tiendas que Pablo conocía eran ingeniosos, lo mismo que sus métodos para realizar el trabajo. Y al mismo tiempo ministraba a la gente predicando el evangelio de Cristo. Muchos fueron conducidos a la verdad por el testimonio de este fiel obrero que se mantenía a sí mismo fabricando tiendas, en lugar de depender de otros para su comida y sus gastos… Junto con Aquila y Priscila celebró más de una reunión de oración con sus demás colaboradores en el trabajo de hacer tiendas. Esto daba un testimonio del valor de la verdad que predicaba.

Aquila y Priscila no fueron llamados a dedicar todo su tiempo al ministerio del evangelio; sin embargo, estos humildes trabajadores fueron usados por Dios para enseñar más perfectamente a Apolos el camino de la verdad. El Señor emplea diversos instrumentos para el cumplimiento de su propósito; mientras algunos con talentos especiales son escogidos para dedicar todas sus energías a la obra de enseñar y predicar el evangelio, muchos otros, a quienes nunca fueron impuestas las manos humanas para su ordenación, son llamados a realizar una parte importante en la salvación de las almas. -Elena G. de White, HD, 74-76.

HIJAS DEL REY

Diane de Aguirre (Compiladora)

Lecturas Devocionales para Mujeres 2019

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*