20 de marzo 2019 | Devoción Matutina para Adultos | Libertad religiosa

 “He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas” (Mateo 10:16).

Como el 90 % de la población mundial profesa alguna religión, el tema de la libertad religiosa no importa solamente a los adventistas. Hemos actuado fuertemente como embajadores de la libertad en todo el mundo, pero necesitamos ir más allá.

No somos llamados a luchar por la libertad religiosa, sino a defenderla. Necesitamos defender nuestra visión, postura y teología con claridad y firmeza, pero en un ambiente de respeto hacia las religiones que piensan diferente de nosotros.

Tenemos que seguir siete principios que nos ayudan a profundizar esta visión:

  1. Principio de la prevención. Necesitamos actuar de manera preventiva en esta área, anticipándonos a los problemas, y no apareciendo solo para resolverlos cuando ya está establecida una crisis.

  2. Principio del alcance. Necesitamos estar siempre abiertos para defender la libertad religiosa inclusiva; esto es, para todos, y no solamente para nosotros.

  3. Principio de la consecuencia. Necesitamos actuar con claridad y habilidad en áreas que no parecen estar relacionadas directamente con la libertad religiosa, pero que pueden traer consecuencias sobre ella y llevar a la intolerancia religiosa.

  4. Principio del respeto. Necesitamos saber discordar; pero, al mismo tiempo, respetar. Podemos tener diferencias teológicas con otras confesiones, pero siempre manteniendo un tratamiento respetuoso para unir fuerzas en la defensa de la libertad religiosa.

  5. Principio de la relevancia. Como iglesia, necesitamos fortalecer proyectos de servicio junto a la comunidad, demostrando nuestra relevancia para el bien común. Recibiremos, como resultado, respeto, visión positiva y una reacción favorable para la libertad.

  6. Principio de la coherencia. Antes de defender la libertad religiosa, necesitamos luchar por la coherencia religiosa, manteniendo una vida eclesiástica coherente con los principios bíblicos.

  7. Principio de la prudencia. Necesitamos tener cuidado especial en no mezclar la defensa de la libertad religiosa con la militancia política, partidaria y electoral. Nuestra función es misionera y espiritual.

La libertad religiosa es un valor fundamental para la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Vamos a defenderla para que, siempre que sea posible, usemos el derecho de proclamar nuestra esperanza.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2019

NUESTRA ESPERANZA

Erton Kohler

Lecturas devocionales para Adultos 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*