220 de febrero | Devocional: Hijos e Hijas de Dios | Todos esos ídolos que nos rodean

«No te harás escultura alguna o imagen de nada de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra, o en el agua debajo de la tierra. No te postrarás ante ellas, ni les rendirás culto».Éxodo 20: 4-5, LPH

NUESTRO CREADOR REQUIERE nuestro total acatamiento, nuestra más completa lealtad. Cualquier cosa que tienda a debilitar nuestro amor a Dios, o a interferir con el servicio que le debemos, se convierte por eso mismo en un ídolo. Para algunos, sus tierras, sus casas, sus mercaderías, son los ídolos que adoran. Emprenden actividades comerciales con celo y energías, mientras al servicio a Dios se le da una consideración secundaria. Se descuida el culto familiar y se olvida la oración privada. Algunos pretenden cumplir solo los preceptos relativos a sus semejantes, y creen que al hacerlo así están en lo correcto. Pero no basta cumplir los seis últimos mandamientos del Decálogo. Es preciso amar al Señor nuestro Dios de todo corazón. Nada menos que la obediencia a todo precepto, nada menos que un amor supremo, juntamente con el amor a nuestros semejantes como a nosotros mismos, puede satisfacer los requerimientos de la ley divina.
Hay muchos, cuyo corazón se ha endurecido tanto por la prosperidad, que se olvidan de Dios y olvidan las necesidades de sus semejantes. Hay profesos cristianos que se engalanan con joyas, adornos y ropa de elevado coste, mientras los pobres del Señor sufren por carecer de lo necesario para vivir. Hay quienes pretenden haber sido redimidos por la sangre de Cristo que limitan los medios confiados a ellos para la salvación de otras almas, y que a regañadientes dan ofrendas para fines religiosos, y solo dan en forma generosa cuando esto les reporta honores. Los tales son idólatras.— Signs ofthe Times, 26 de enero de 1892.

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*