2 de septiembre | Devocional: Conflicto y Valor | Principal ciudadano de Babilonia

Daniel 2:13-30.

Hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios, y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días. Daniel 2:28.

Daniel buscó al Señor cuando salió el decreto de matar a todos los hombres sabios del reino de Babilonia porque no podían relatar o interpretar un sueño que se había ido de la mente del rey. Sons and Daughters of God, 216. Nabucodonosor requería no sólo la interpretación del sueño, sino el relato del mismo… Ellos declararon que el pedido del rey… implicaba una prueba que jamás se había requerido de ningún hombre. El rey se puso furioso, y actuó como todos los hombres que poseen gran poder y a su vez están poseídos por pasiones incontrolables. Decidió que todos fueran muertos, y como Daniel y sus compañeros se encontraban entre ellos, tenían que participar de su destino.—Hijos e Hijas de Dios, 218.

Daniel estaba imbuido del espíritu de Jesucristo y rogó que los sabios de Babilonia no fueran destruidos. Los seguidores de Cristo no poseen los atributos de Satanás, que se complace en angustiar y afligir a las criaturas de Dios. Tienen el espíritu de su Maestro que dijo: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”. “No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento”. Si Daniel hubiera poseído la misma clase de celo religioso que hoy se inflama tan rápidamente en las iglesias y que conduce a los hombres a afligir y oprimir a los que no sirven a Dios según el plan que ellos prescriben, hubiera dicho a Arioc: “Estos hombres que dicen ser sabios, están engañando al rey. No tienen el conocimiento que dicen tener, y deben ser destruidos. Deshonran al Dios del cielo, sirven a ídolos y sus vidas no honran a Dios de ninguna manera; que mueran; pero llevadme a mí delante del rey y le mostraré la interpretación”.

La gracia transformadora de Dios se manifestó en su siervo y rogó con el mayor fervor por la vida de los mismos hombres que luego secreta y solapadamente hicieron planes para acabar con la vida de Daniel. Esos hombres tuvieron celos de Daniel porque gozaba del favor de reyes y nobles, y era honrado como el hombre más grande de Babilonia.—Carta 90, 1894.

DEVOCIONAL: CONFLICTO Y VALOR

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*