2 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Philippus Aureolus Theophrastus Bombast Von Hohenheim

A todos los que salgan vencedores […] escribiré sobre ellos […] mi nuevo nombre. Apocalipsis 3:12.

Philippus Auréolus Theophrastus Bombast Von Hohenheim deseaba un nombre nuevo. ¡Quién no, con un nombre semejante! Sucede que en las universidades europeas era costumbre que los eruditos se hicieran llamar por nombres en latín. Philippus Auréolus Theophrastus Bombast Von Hohenheim decidió llamarse, simplemente, Paracelsus. Celsus era un médico famoso que había escrito un tratado acerca de la medicina que estudiaban los alumnos del siglo XVI. “Para” significa “más allá”. Al adoptar el nombre Paracelsus, realmente quería decir que su meta era llegar a ser mejor médico que Celsus.

El Doctor Paracelsus experimentó con nuevos medicamentos y métodos de tratamiento para los enfermos. Aprendió la importancia de la higiene y la aplicación de dietas especiales como parte del proceso curativo.

Cuando Froben, impresor famoso de Basilea, Suiza, estaba a punto de perder una pierna por causa de una llaga que no sanaba, mandó a llamar a Paracelsus a Estrasburgo, para que lo atendiera.

Los criados hicieron pasar al médico a una recámara donde las cortinas de terciopelo bien cerradas impedían el paso de la luz del sol. El calor de los cuerpos de los presentes que se habían reunido para ver morir al hombre famoso, y el generado por las lamparillas encendidas -única fuente de luz que iluminaba el cuarto-, hacían que el ambiente de la habitación fuera demasiado pesado y perjudicara al paciente.

-Me han sangrado y purgado los mejores cirujanos de Suiza -dijo el moribundo-. Ahora dicen que tienen que amputar la pierna. ¡Hacerlo significaría la muerte para mí! Usted es mi única esperanza, Dr. Paracelsus.

-Abran las ventanas -ordenó el Dr. Paracelsus-. Permitan que entre aire fresco y luz solar. Tráiganme agua caliente y toallas. Preparen alimentos sólidos. Todos deben salir de la habitación. No se permiten visitas.

Al cabo de tres semanas, la llaga había sanado completamente. El Dr. Paracelsus había hecho honor a su nombre.

Cuando aceptamos a Jesús recibimos el nombre de CRISTIANO. Mi nombre nuevo es Dorothy May Eaton Watts Cristiana. ¿Cuál es el tuyo? Recibir su nombre significa recibir su carácter, su amor, su mente, su manera de hacer las cosas. ¿Vives de acuerdo con tu nuevo nombre?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*