2 de mayo 2021 | Devoción Matutina para Adultos 2021 | Lo que implica el amor

“Y si tuviera toda la fe, de tal manera que trasladara los montes, y no tengo amor, nada soy” (1 Corintios 13:2).

Los hermanos de Corinto debatían intensamente sobre quién era poseedor del don más importante. Esto derivó en enfrentamientos y divisiones; lo cual, desde luego, no es el objetivo de Dios para su iglesia. Al parecer, el “don” que tenían era la búsqueda de supremacía, orgullo y egoísmo.
Pablo dice que si el amor no es el motor que nos impulsa, nada sirve. Entonces escribe el mayor poema sobre el amor, que haríamos bien en leer y releer… ¡y practicar todos los días!
Comienza por los síes del amor: El amor es paciente porque tiene la capacidad de aguantar la presión de toda carga, sea real o imaginaria. El amor es benigno, es decir, bueno, bondadoso, afable y misericordioso.
Pablo sigue con los noes del amor: No es celoso, porque quien ama no tiene envidia ni vive desconfiando. No es jactancioso, porque quien ama no se considera el centro de la escena; el centro siempre es el ser amado. No se envanece, porque no es arrogante ni se siente superior. No es indecoroso, ya que no actúa de manera descortés o ruda. No busca lo suyo, porque no vive buscando beneficios personales. No se irrita, porque no se deja provocar fácilmente, y si consigue enojarse buscará resolver la situación. No guarda rencor, si es lastimado se cura, si es ofendido disculpa, si perdona, también olvida. No se goza en la injusticia, sino que se deleita en la verdad.
Además, el apóstol enfatiza también los todos del amor: todo lo sufre, desilusiones, burlas, ataques. Todo lo cree, siempre confía en el otro. Todo lo espera, es optimista en cuanto al futuro. Todo lo resiste, es decir, lo soporta.
Pablo deja para el final la gran diferencia con todos los demás dones. El amor, así como la fe y la esperanza, permanecen para siempre, jamás se caen y nunca terminan. Si bien los otros dones son importantes, son temporales, ya cumplieron su misión.
Los griegos tenían al menos cuatro palabras para referirse al amor:
1. Eros: amor pasional, excluyente, un impulso carnal efímero.
2. Storge: amor paternal, exclusivo, protector, comprometido y duradero.
3. Filos: amor fraternal, exclusivo de la familia como expresión de solidaridad.
4. Agape: amor espiritual —el bíblico—, incluyente, puro, generoso, abnegado; el amor incondicional que Dios tiene por sus criaturas cualquiera que sea la respuesta de ellas.
Es en respuesta a este amor que tenemos que cumplir el gran mandamiento presentado por Jesús: amar a Dios con todo el corazón y a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*