2 de enero 2021 | Devoción Matutina para Jóvenes 2021 | Una canción para el sábado

“¡Cuán bueno, Señor, es darte gracias y entonar, oh Altísimo, salmos a tu nombre!” (Sal. 92:1, NVI).

¿Qué cosas son características del día sábado en tu hogar? Para muchos, es el aroma a alguna comida especial, la agradable sensación de limpieza o alguna actividad diferente realizada en esas horas sagradas. Para otros, tristemente, el sábado se ha convertido en un día en que las ideas de cosas para hacer se acaban; un día que se espera que pase rápido.

Richard Davidson, autor del libro A Song For Sabbath [Una canción para el sábado], menciona en su obra algunas de las características que hacen que este día sea un deleite para su familia. Incluye algunas hermosas tradiciones que tenía el pueblo judío para celebrarlo de forma especial. Habla detalladamente de este salmo que fue escrito para el día de reposo y también menciona algo muy interesante: las personas siempre buscaban a Jesús para que él obrara milagros, pero los milagros de sanidad que Jesús realizó en sábado fueron todos por su propia iniciativa.

Jesús quería resaltar la dimensión redentora del día sábado ante un pueblo que la había ocultado bajo un cúmulo de restricciones. La sanidad de las dolencias de estas personas implicó no solo una mejora física, sino salvación, liberación y acción; lo opuesto a la indolencia ejercida por muchos en ese día (algo que vemos aún hoy). Las enfermedades de estas personas eran crónicas y, al curarlas, Jesús también buscaba resaltar el aspecto redentor involucrado en su acción.

Te invito a aprovechar el día de hoy para leer con más detenimiento y gratitud el Salmo 92. También te sugiero que estudies más profundamente las historias de estos milagros realizados en sábado y que las enriquezcas con la lectura de El Deseado de todas las gentes.

El hombre de la mano seca (Mat. 12:9-14; Mar. 3:1-6; Luc. 6:6-11), la mujer lisiada (Luc. 13:10-17), el hombre con hidropesía (Luc. 14:1-6), el paralítico de Betesda (Juan 5:1-18) y el hombre nacido ciego (Juan 9) fueron los beneficiados en sábado hace miles de años.

Hoy, el beneficiado puedes ser tú. La esencia sanadora del sábado se aplica a nosotros hoy y, al elevar nuestras voces en adoración durante este día, podemos hacerlo no solo por la gratitud de una verdad teológica en la que creemos, sino por la experiencia de sanidad que también vivimos de primera mano.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*