2 de agosto 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Chepe Noyon

Toma control de lo que digo, oh Señor, y guarda mis labios. Salmo 141:3.

Las poderosas hordas mongolas de Genghis Khan bajaron del desierto de Gobi para capturar el reino de Catay. Al general Chepe Noyon se le encargó la misión de tomar el puerto marítimo de Llao-yang. Sin embargo, sus flechas eran inútiles frente a la ciudad amurallada. Sus soldados trataron de escalar los muros, pero eran golpeados y derribados antes de llegar arriba. No había forma de destruir la infranqueable muralla, y el enemigo se resistía a pelear afuera.

-Si no los podemos vencer con flechas, lo haremos con el cerebro -dijo Chepe Noyon-, Les haremos creer que nos hemos retirado.

Los mongoles se reían mientras abandonaban su campamento una mañana, y dejaban atrás sus tiendas de campaña, carros y equipaje. Al emprender la retirada, llevaban consigo solo sus rebaños. Por espacio de dos días se alejaron lentamente de Liao-yang. Entonces, la segunda noche, montaron sus caballos más veloces, regresaron a la ciudad y llegaron poco después del amanecer.

Las puertas de la ciudad estaban abiertas. No había guardias en el muro. Todos los habitantes de Liao-yang estaban empeñados en saquear el campamento abandonado: hasta los niños cargaban el botín hasta sus casas. Los soldados habían dejado sus armas y trabajaban junto con los aldeanos.

Chepe Noyon y sus soldados cruzaron sin problemas el portón de la ciudad y la tomaron.

Tu mente es semejante a la ciudad amurallada de Liao-yang. Siempre y cuando mantengas cerradas las puertas y los guardias permanezcan en sus puestos, no habrá forma en que Satanás tome control.

Pero el diablo es más astuto que Chepe Noyon. Si no puede tomar tu mente por la fuerza, entonces intentará hacerlo engañándote. Te hará pensar que se ha ido. Espera que abras tus puertas para poder entrar.

Hay cinco puertas en la ciudadela de tu mente. Son los cinco sentidos. La única manera en que Satanás puede entrar en tu mente es por medio de tus ojos, oídos, boca, nariz o el tacto. ¿Podrías nombrar algunas de las estrategias que emplea para inducirte a abrir cada una de esas puertas?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*