19 de octubre 2019 | Devoción Matutina para Damas | A comenzar de nuevo

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28.

El personaje de hoy es una mujer llamada Priscila, judía, casada con Aquila, que vivía en Roma.

La vida probablemente transcurría sin sobresaltos para ellos. Priscila realizaba sus tareas domésticas y ayudaba a su esposo en el trabajo. Seguramente por eso era conocida en el vecindario, y se habría granjeado la amistad de varias damas que la conocían, así como de sus parientes.

Todo parecía bajo control, todo en paz. Pero basta que se mencione la palabra “paz” para que comience la guerra. De pronto y sin aviso, por orden del emperador Claudio, tuvieron que dejarlo todo y salir como exiliados rumbo a Corinto, en Grecia.

¡Exiliados! ¡Qué palabra tan fuerte! ¿Qué habrá pasado por la mente de Priscila? ¡Hay que irse! No hay tiempo para empacar. Hay que irse con lo que tenemos puesto, tal vez con algunas pocas pertenencias, con la mente llena de recuerdos y un corazón atiborrado de sueños que no se harán realidad. Hay que dejar la familia, las amistades, los vecinos, las comodidades, todo lo que significa la estabilidad. ¡Exiliados!

Y te vas, ¿a dónde? A una tierra desconocida, a comenzar de nuevo. Vas a poner cimientos en un lugar donde tu cuerpo está, pero tal vez no tu corazón.

¿Cómo hubieras reaccionado en el lugar de Priscila? ¿Llorar? ¿Descorazonarte? ¿Rebelarte contra todo y todos? ¿Abandonarte a la depresión?

Me gusta el carácter de Priscila. La Biblia dice que adonde fue, trabajó arduamente con su esposo en la confección de tiendas. Demostró, al igual que Aquila, que había dejado su vida en las manos de su Señor, y por ello testificaba de él en Roma, en Éfeso y en Corinto.

La actitud positiva de esta mujer se debe a que conoce al Cordero y lo sigue por dondequiera que va.

No pienses que no estás realizando una obra impresionante. Allí donde el Señor te llamó, trabaja con ahínco. Al paso del tiempo Priscila volvió a Roma, feliz por la tarea realizada en otros lugares. Dentro de poco, nosotros también volveremos a nuestra patria, felices por la tarea completada. –AR

HIJAS DEL REY

Diane de Aguirre (Compiladora)

Lecturas Devocionales para Mujeres 2019

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*