19 de mayo | Devocional: La fe por la cual vivo | Nacidos de agua y del espíritu

Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Juan 3:5.

“Cristo se refería aquí al agua del bautismo y a la renovación del corazón por el Espíritu de Dios.”—El Deseado de Todas las Gentes, 141.

“El arrepentimiento, la fe y el bautismo, son los pasos requeridos en la conversión…. Cuando los cristianos se someten al solemne rito del bautismo el Señor registra el voto que hacen de serle fieles. Este voto es un juramento de lealtad.”—Evangelismo, 229.

“Cristo ha hecho del bautismo una señal de entrada en su reino espiritual. Él ha hecho de esto una positiva condición con la cual deben cumplir todos los que quieren que se reconozca que están bajo la autoridad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.”—Ibid.

“Los que son bautizados en el triple nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, en el momento de entrar en la vida cristiana, declaran públicamente que han abandonado el servicio de Satanás y han llegado a ser miembros de la familia real, hijos del rey celestial. Han obedecido el mandamiento: ‘salid de en medio de ellos y apartaos.’” …—Ibid.

“Desde entonces en adelante el creyente ha de tener presente que está dedicado a Dios, a Cristo y al Espíritu Santo. Ha de subordinar a esta nueva relación todas las consideraciones mundanales.”—Ibid. 235.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*